Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Escorpión da el salto a Rusia y China tras levantar el concurso de acreedores

S. Riera

26 abr 2013 - 04:57

Escorpión abre nuevos mercados. La enseña, propiedad del grupo textil Biosca Riera, impulsa su crecimiento en el mercado ruso, donde ya cuenta con una red de distribución de más de cincuenta puntos de venta multimarca y estudia la entrada en el mercado chino, en el que ya ha establecido los primeros contactos, según ha explicado el director general de la empresa, Bernat Biosca, a Modaes.es.

 

La compañía trata de potenciar el crecimiento internacional, aunque mantiene una fuerte presencia en el mercado español a través de corners en El Corte Inglés y establecimientos multimarca. En el extranjero, los principales mercados de Escorpión continúan siendo Francia, Portugal y Reino Unido.

 

Según Biosca, Rusia y China son dos mercados con gran potencial de crecimiento. En el mercado ruso, Escorpión ya ha empezado a operar, mientras que en el gigante asiático, justo ha iniciado su desembarque. En China, la enseña aterriza de la mano de la plataforma de distribución que el Clúster Textil Moda de Cataluña (Actm) tiene en Hong Kong.

 

Escorpión pisa el acelerador en los mercados internacionales una vez superado el concurso de acreedores, que logró levantar a principios de año. Biosca Riera llegó a un acuerdo con la mayoría de sus acreedores con una quita del 50% de la deuda y un periodo de pago de siete años.

 

La compañía, que actualmente está liderada por la cuarta generación de la familia Biosca, inició en 2009 un proceso de reestructuración, en el que cerró sus tiendas, redujo su plantilla un 66% y centró su distribución en espacios multimarca y corners. En 2010, la empresa entró en los juzgados al no poder hacer frente a su deuda, que ascendía a doce millones de euros.

 

La enseña presentó dos expedientes de regulación de empleo (ERE) para despedir a noventa trabajadores en el primero y dieciséis empleados más en el segundo. Tras la reestructuración de la plantilla y el cierre total de su factoría de Igualada, Escorpión externalizó toda su producción. En la actualidad, la plantilla la forman treinta personas.