Empresa

Shein se suma a la segunda mano y lanza su propia plataforma en el mercado estadounidense

La compañía china de moda ultrarrápida y ultra low cost ha puesto en marcha un sistema similar al de eBay a través del cual los propios consumidores gestionan la compraventa, Shein Exchange, potenciando su imagen sostenible.

Shein se suma a la segunda mano y lanza su propia plataforma en el mercado estadounidense
Shein también entra en la segunda mano. El gigante chino de moda low cost, que ha sido criticado por su organización opaca y su casi nula transparencia, ha lanzado una plataforma de compraventa de prendas usadas, Shein Exchange. De momento, este servicio

Modaes

18 oct 2022 - 11:02

Shein también entra en la segunda mano. El gigante chino de moda low cost, que ha sido criticado por su organización opaca y su casi nula transparencia, ha lanzado una plataforma de compraventa de prendas usadas, Shein Exchange.

 

De momento, este servicio sólo está disponible en Estados Unidos, pero la empresa tiene previsto lanzarlo en el resto del mundo próximamente. Shein Exchange funciona con un sistema similar al de eBay a través del cual los propios consumidores gestionan el proceso de venta, compra y envío. La compañía recibe un 5% de los ingresos generados por cada transacción y los precios de cada prenda estarán limitados a una cifra máxima.

 

 

 

 

“El objetivo de Shein Exchange es hacer la reventa tan fácil y conveniente como comprar algo nuevo”, describe Adam Whinston, director de responsabilidad corporativa de la compañía china de moda low cost. “Estamos comenzando un movimiento cultural de circularidad en Shein”, añade el ejecutivo.

 

En el último año, Shein ha potenciado sus esfuerzos por tener una imagen sostenible, intentando adaptarse a las demandas del consumidor. El pasado mayo, el grupo puso en marcha la iniciativa EvoluShein, su primera colección realizada a partir de poliéster de botellas de plástico recicladas. Estas prendas se producen de la mano de proveedores con la certificación Global Recycled Standard (GRS), según argumenta la compañía china.

 

En junio, Shein lanzó un fondo de 50 millones de dólares de la mano de Or Foundation para abordar la gestión de residuos textiles, con el objetivo de “avanzar en el diseño e implementación de estrategias sostenibles e invertir en iniciativas relacionadas con la economía circular”.

 

Este es el segundo fondo que Shein lanza vinculado a iniciativas sostenibles, después del que puso en marcha en diciembre de 2021, Shein Cares Fund, con un importe de diez millones de dólares.

 

Tras disparar su popularidad hasta convertirse en uno de los mayores operadores de moda low cost en Occidente, Shein ha reducido su valoración en los últimos meses. En abril, la empresa fue valorada en 100.000 millones de dólares y, actualmente, su valor se sitúa entre 65.000 millones de dólares y 85.000 millones de dólares, según estimaciones de Financial Times.