Empresa

Prada se prepara para la sucesión con el fichaje de Andrea Guerra como consejero delegado

Miuccia Parada continuará ejerciendo como directora creativa de Miu Miu y Prada, esta última junto a Raf Simmons. Guerra se incorpora procedente desde LVMH, donde hasta mayo fue director general de la división de hoteles del mundo.

Prada se prepara para la sucesión con el fichaje de Andrea Guerra como consejero delegado
Prada anunció su la intención de iniciar la transición de su cúpula hace un año.

Modaes

6 dic 2022 - 18:20

Prada prepara la sucesión de su cúpula. La compañía italiana de moda de lujo ha fichado a Andrea Guerra como consejero delegado. Miuccia Parada continuará ejerciendo como directora creativa de Miu Miu y Prada, ésta última junto a Raf Simmons.

 

En la próxima junta de accionistas, además, Guerra será recomendado como presidente del consejo de administración, mientras que Paolo Zannoni, actual presidente, será propuesto como vicepresidente del máximo órgano de gobierno del grupo italino.

 

Guerra es un ejecutivo de larga trayectoria en el sector de la moda. Hasta el pasado mayo, el directivo estaba al frente de la división de hoteles de LVMH y supervisor de las marcas Fendi y Loro Piana. Previamente, entre 2002 y 2014, fue consejero delegado de Luxottica. Además, Guerra fue asesor del primer ministro italiano Matteo Renzi.

 

 

 

 

El fichaje de Guerra es el primer paso de la sucesión en Prada. Hasta ahora, el grupo estaba dirigido por Miuccia Prada y su marido, Patrizio Bertelli, que anunció hace un año su intención de ceder las riendas de la empresa a la siguiente generación de la familia fundadora, su hijo Lorenzo Bertelli.

 

La empresa ya ha llevado a cabo algunos fichajes para iniciar la transición. El pasado junio, Prada nombró a un nuevo responsable de desarrollo de negocio, Roberto Massadri, que ya había estado vinculado a la empresa italiana en la década de los noventa en el mismo puesto.

 

En el último año, además, la compañía ha llevado a cabo otros nombramientos como un nuevo director financiero, Andrea Bonini (ex de Goldman Sachs), y una consejera del grupo, un puesto de nuevo creación que asumió Cristina de Dona, previamente ejecutiva de Hershey Company.

 

Prada cerró 2021 con un crecimiento del 41% en sus ventas, hasta 3.365 millones de euros, lo que supuso un alza del 8% respecto a 2019. El beneficio del grupo se situó en 294,2 millones de euros, frente a las pérdidas de 54,1 millones de euros del ejercicio anterior.