Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Prada avanza sus objetivos tras crecer un 22% en el primer semestre

La compañía ha cerrado el periodo con una facturación de 1.900 millones de euros y ha superado el beneficio previo al estallido de la pandemia pese al impacto de los cierres en China, la inflación y la guerra en Ucrania.

Prada avanza sus objetivos tras crecer un 22% en el primer semestre
Europa y América aportan conjuntamente el 46% de las ventas, mientras que Japón representa un 10% de los ingresos del grupo.

Modaes

28 jul 2022 - 19:22

Prada acelera en su plan estratégico. La compañía italiana de lujo, que cotiza en la bolsa de Hong Kong, ha superado sus previsiones para el primer semestre y ha cerrado el periodo con un crecimiento de las ventas del 22%, según ha comunicado hoy la empresa. Con este incremento, Prada confía en alcanzar sus objetivos a medio plazo antes de lo previsto.

 

Las ventas en los seis primeros meses del ejercicio ascendieron a 1.901 millones de euros, impulsadas por el crecimiento en Europa, América, Japón y Corea del Sur. En 2019, antes del estallido de la pandemia, Prada facturó 1.570 millones de euros en el mismo periodo.

 

Europa y América aportan conjuntamente el 46% de las ventas, mientras que Japón representa un 10% de los ingresos del grupo. La facturación en Asia Pacífico, que aporta un 41% de la cifra de negocio, se contrajo un 7% debido a los confinamientos en China continental, que afectaron a un 30% de la red de tiendas. Todas las regiones, salvo Japón, están ya por encima de las ventas de 2019.

 

 

 

 

“Gracias a nuestra presencia global y nuestra distribución geográfica de las ventas, hemos podido más que compensar el impacto de los confinamientos en China y las sanciones en Rusia”, ha señalado Patrizio Bertelli, consejero delegado del grupo.

 

El ejecutivo se ha mostrado “convencido” de que la empresa alcanzará sus objetivos financieros a medio plazo a un ritmo más acelerado, pese a que las perspectivas “políticas y económicas son muy inciertas y piden precaución”.

 

El pasado noviembre, Prada se marcó el objetivo de alcanzar una facturación de 4.500 millones de euros en un plazo de entre tres y cinco años y un margen operativo del 20%. Fuentes de Prada han asegurado a Reuters que el grupo confía ahora en alcanzarlos en 2024.

 

Después de años reduciendo su red de distribución wholesale, el retail aportó 1.700 millones de euros a la facturación, un 26% más que en 2021 y un 38% más que en el primer semestre de 2019.

 

 

 

 

Por categorías, las ventas de artículos de piel, que aportan más de la mitad de la facturación, crecieron un 18%, las de ropa, un 32% y las de calzado se catapultaron un 39%, tras ser uno de los sectores más golpeados por la pandemia.

 

Prada ha subrayado que la mejora de la oferta y de las operaciones ha permitido incrementar el margen bruto hasta el 77,7%, con un resultado neto de 188 millones de euros, frente a los 155 millones de 2019.

 

El grupo opera con las marcas Prada (que aporta el 87% de las ventas), Miu Miu y Church’s, además de otros negocios menores como Car Shoe o Marchesi 1824, que no llegan al 1% de la facturación total.  La compañía está presente en setenta países con una red de más de seiscientos establecimientos.