Empresa

El lujo sale reforzado de la pandemia y bate récords de margen en 2021

LVMH ha alcanzado un margen histórico, del 68,3% sobre las ventas, mientras que Richemont ha batido máximos desde 2017. Kering ha recuperado la rentabilidad previa a la pandemia, con un margen del 74,1%.

El lujo sale reforzado de la pandemia y bate récords de margen en 2021
El año pasado, los tres gigantes internacionales de la industria del lujo registraron unas ventas conjuntas de 101.041,2 millones de euros.

Ainoa Erdozain

23 ago 2022 - 00:00

El lujo brilla más tras el golpe de la pandemia. El sector, que se vio menos penalizado que otros tras el estallido del Covid-19 y que pudo capitalizar el denominado efecto champán tras la reapertura, ha cerrado el ejercicio 2021 con su mayor rentabilidad de los últimos años.

 

De los tres titanes del sector, el que registró una rentabilidad más abultada fue Kering, con un margen bruto del 74,06% sobre las ventas totales, su mayor margen desde 2018. LVMH, el mayor conglomerado de lujo del mundo por volumen de negocio, cerró el ejercicio con un margen bruto del 68,3%, batiendo un récord histórico, y Richemont, por su parte, registró un margen del 62,7%, el mayor desde 2017.

 

El margen bruto medio de las tres compañías se situó, a cierre de 2021, en el 68,35%, frente al 65,63% de un año antes. En el ejercicio 2019, justo antes del estallido de la pandemia, el margen medio de las tres empresas se situó en el 66,93%, 0,76 puntos porcentuales por debajo de 2018.

 

 

 

 

El año pasado, los tres gigantes internacionales de la industria del lujo registraron unas ventas conjuntas de 101.041,2 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 43% frente al ejercicio anterior y un 21% más que en 2019.

 

Richemont fue la empresa que mayor crecimiento registró (en parte por el efecto calendario), con un alza en sus ventas del 45,9% en comparación al ejercicio de la pandemia y del 34,7% frente a 2019, seguida de LVMH, que registró un incremento interanual en sus ingresos del 43,8% y del 19,6% frente a 2019.

 

Kering, por su parte, creció un 34,7% en 2021 y registró un aumento en su cifra de negocio del 11% frente al ejercicio prepandemia. De los tres conglomerados, Richemont es el único cuyo ejercicio fiscal no sigue el año natural y cierra a 31 de marzo.

 

Conjuntamente, los tres gigantes más que duplicaron su beneficio neto frente a 2020, sumando una cifra de 17.952,7 millones de euros. En 2020, el resultado neto conjunto se situó en 8.394,4 millones de euros y, en 2019, en 11.021,6 millones de euros.

 

El grupo que mejor evolucionó fue LVMH, con un incremento del 156% en su beneficio neto, hasta 12.698 millones de euros, lo que supuso otro récord histórico para la empresa. En segundo lugar se situó Richemont, que registró un incremento del 61,3% en sus números negros hasta 2.079 millones de euros. Kering se situó en el tercer lugar, con un alza interanual del 47,7%, hasta 3.175,7 millones.