Empresa

Diesel cierra su ‘showroom’ en Barcelona y traslada su cuartel general en España

La compañía italiana de moda urbana, propiedad del grupo OTB, tenía su sede en Plaza Cataluña. Ahora ha pasado a un espacio de menores dimensiones en Rambla Cataluña.

Diesel cierra su ‘showroom’ en Barcelona y traslada su cuartel general en España
De cara a 2023, OTB prevé registrar un crecimiento de entre un 12% y un 13%, basándose en el desarrollo del mercado asiático y el online.

Cristina Sanchís

16 ene 2023 - 05:00

Diesel reordena su presencia en España. La compañía italiana, propiedad del grupo OTB, ha cerrado su showroom en Barcelona y ha trasladado su cuartel general en el país a Rambla Cataluña, a un espacio de menores dimensiones, según han confirmado fuentes de la empresa a Modaes.

 

Las nuevas oficinas se encuentran en el número 33 de la vía barcelonesa. Tras cerrar su showroom en España, la atención al canal multimarca se concentrará en los showrooms que dispone en Milán o París.

 

La empresa desembarcó en España en 2002 con su primera apertura en Barcelona. Actualmente tiene tiendas cinco tiendas propias ubicadas en ciudades como Madrid y Barcelona, cinco outlets, diez corners y sesenta puntos de venta multimarca.

 

Hace unos meses, la compañía italiana extendió su presencia en el país con su desembarco en Puerto Banús (Marbella), uno de los mayores destinos de lujo del país. En esta nueva ubicación, Diesel comparte acera con otros operadores de moda de premium como Valentino, Louis Vuitton, Dolce & Gabnana o Dior, entre otras. Además de tiendas, la compañía cuenta con corners en El Corte Inglés repartidos en todo el país.

 

 

 

 

A escala mundial, la empresa italiana opera en ochenta países a través de más de 5.000 puntos de venta, incluyendo más de cuatrocientas tiendas propias. El grupo, además de moda, opera con otras categorías de producto, como óptica, a quién tiene cedida la licencia a Marcolin; perfumería, que corre a cargo de L’Oréal, o joyería, con el grupo Fossil.

 

En 2020, la compañía italiana de moda urbana reorganizó su cúpula y nombró al diseñador Glenn Martens como director creativo. Martens se incorporó a la compañía nueve meses después del nombramiento de Massimo Piombini como nuevo consejero delegado del grupo.

 

De cara a 2023, OTB prevé registrar un crecimiento de entre un 12% y un 13%, basándose en el desarrollo del mercado asiático y el online. De cara a 2024, el objetivo del grupo de moda pasa por alcanzar unos ingresos de más de 1.500 millones de euros y un margen de beneficio del 18,5%.

 

OTB nació hace más veinte años de la mano de Renzo Rosso, impulsor de marcas como Diesel y Staff International. En 2002, el grupo se hizo con una participación en Maison Margiela y cuatro años después adquirió el capital restante. Posteriormente, el grupo siguió engordando su cartera y, actualmente, también controla marcas como Viktor&Wolf, Amiri, Marni o Jil Sander, entre otras.