Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Diesel reordena su cúpula y nombra a Eraldo Poletto nuevo consejero delegado global

La empresa italiana de moda de lujo incorporó al directivo a principios de año para gestionar sus operaciones en Norteamérica. En su nuevo puesto, Poletto ha relevado a Massimo Piombini, consejero delegado de Diesel desde finales de 2019.

Modaes

1 jun 2022 - 09:45

Eraldo Poletto, consejero delegado de Diesel

 

 

Diesel encara una nueva etapa. La firma italiana de moda, propiedad del grupo OTB, ha nombrado a Eraldo Poletto consejero delegado. El directivo se incorporó a la compañía a principios de año como responsable para la región norteamericana. El nombramiento cobrará efectividad a partir de la jornada de hoy.

 

Poletto cuenta con más de treinta años de experiencia en el sector. El directivo ha trabajado en empresas como Furla, donde ejerció el cargo de consejero delegado hasta 2016 y dirigió la diversificación de la empresa en nuevas categorías, incluyendo el calzado o la óptica.

 

Más tarde, el ejecutivo dio el salto a Salvatore Ferragamo donde estuvo al frente durante dos años. Antes de incorporarse a Diesel, Poletto era consejero delegado y presidente de marca de calzado Stuart Weitzman.

 

Hasta ahora, Poletto ha estado al frente de la estrategia de desarrollo de Diesel en nuevos mercados. En su nuevo puesto, el directivo relevará a Massimo Piombini, que fue nombrado consejero delegado de la firma italiana de moda en 2019, justo antes del estallido de la pandemia, procedente de Balmain.

 

 

 

 

Tras la incorporación de Piombini a la compañía, Diesel ha realizado diversos cambios en su organización. A finales de 2020, la firma italiana nombró a Glenn Martens, diseñador de la marca parisina Y/Project, nuevo director creativo. Desde entonces, el grupo ha llevado a cabo una reestructuración de sus establecimientos y ha entrado en el metaverso.

 

Además, en los últimos meses, OTB, propiedad de Renzo Rosso, ha avanzado en sus planes para salir a bolsa en 2024. A medio plazo, el objetivo del empresario pasa por acelerar su crecimiento engordando su cartera tanto con nuevas marcas como con otros operadores de la cadena de valor, de la producción a la distribución.

 

OTB nació hace veinte años de la mano de Rosso, impulsor de marcas como Diesel y Staff International. En 2002, el grupo se hizo con una participación en Maison Margiela y cuatro años después adquirió el capital restante. Posteriormente, el grupo siguió engordando su cartera y, actualmente, también controla marcas como Viktor&Wolf, Amiri, Marni o Jil Sander.

 

La compañía cerró el ejercicio 2021 con unas ventas de 1.456 millones de euros, lo que supuso un incremento interanual del 18% en su facturación. De cara a 2023, OTB prevé registrar un crecimiento de entre un 12% y un 13%, basándose en el desarrollo del mercado asiático y el online. De cara a 2024, el objetivo del grupo pasa por alcanzar unos ingresos de más de 1.500 millones de euros y un margen de beneficio del 18,5%.