Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Bestseller refuerza su estructura logística para encarar su ofensiva al ‘top 3’ de la moda

El grupo danés ha invertido 265 millones de euros en un nuevo centro de distribución en Holanda que le permitirá aumentar la capacidad en 254 millones de prendas al año para 2026 y rondar los 10.000 millones de facturación.

Bestseller refuerza su estructura logística para encarar su ofensiva al ‘top 3’ de la moda
Bestseller podría cerrar este ejercicio con una facturación de unos 4.300 millones de euros.

Carmen Juárez

20 jun 2022 - 05:00

Bestseller emprende su ofensiva hacia el podio de la moda. El grupo danés de distribución de moda, dueño de marcas como Vero Moda o Jack&Jones, ha anunciado una inversión de 265 millones de euros en un nuevo centro de distribución en Holanda con el que aspira a alcanzar una facturación de 10.000 millones de euros, lo que le permitiría rozar el top 3 mundial por facturación en el sector y colocarse en segunda posición en beneficios.

 

La compañía, controlada y liderada por Anders Holch Povlsen, ha firmado un acuerdo para construir un centro logístico en Lelystad, en el que invertirá 2.000 millones de coronas danesas (265 millones de euros), la mayor inversión de su historia.

 

La inversión se enmarca en la estrategia de Bestseller para acelerar sus tiempos de entrega: en 2020, el grupo comenzó un proyecto para entregar el 70% de sus referencias en sólo cinco días a sus tiendas y sus clientes multimarca en Europa.

 

 

 

 

El nuevo centro se encontrará a 60 kilómetros de Ámsterdam, con acceso al puerto, la carretera y la infraestructura ferroviaria. La previsión es que esté operativo en 2026, con capacidad para hasta dos millones de cajas y 5,3 millones piezas por semana.

 

Al año, supone aumentar la capacidad en más de 254 millones de prendas para 2026, lo que equivale a sumar unos 3.000 millones y 3.500 millones de euros extra al volumen de facturación.

 

La empresa no ha cerrado todavía el ejercicio en curso (que finaliza el 31 de julio), pero en el año anterior, afectado por la pandemia, facturó 3.600 millones de euros, con 619 millones de euros de beneficios. El dato excluye el negocio en China, donde tiene una operación independiente con 6.000 tiendas y que podría aportar al menos el mismo negocio en total.

 

La empresa tiene ya uno de los márgenes de ebit más altos de la industria, con un 17% (el de Inditex en 2021 fue del 15%), gracias en buena parte a su modelo apoyado históricamente en el canal multimarca, más ligero en costes.

 

 

 

 

Según estimaciones de fuentes del sector, la compañía está creciendo a ritmos del 20%, lo que supondría terminar este año con unos 4.300 millones de euros de ventas y superar los 750 millones de euros de beneficio.

 

Aunque es previsible que la tasa de crecimiento se modere (ya que este año la base comparable es menor por la pandemia), sólo la construcción en Holanda permitiría al grupo llegar a 2026 con más de 7.000 millones de facturación. De mantenerse un crecimiento orgánico a un solo dígito (como en los años anteriores a la pandemia) la empresa podría alcanzar los 10.000 millones de euros de volumen de negocio.

 

Sumando el negocio en China, Bestseller barrería a Gap (15.600 millones de euros de facturación en el último ejercicio) y Fast Retailing (16.200 millones de euros en 2021) y se colaría en el top 3 de los mayores grupos de distribución de moda del mundo.

 

En este contexto, España juega un rol clave. El país se ha convertido ya en el tercero para la empresa a escala mundial (para H&M está en el décimo puesto, y para Gap está fuera del top 10), con una de las mayores tasas de crecimiento.

 

La empresa, que está liderada en España, Portugal y Latinoamérica por Andrés Contrerasse encuentra en plena fase de expansión en el país, donde prevé abrir cien tiendas sólo con Only y Vero Moda en tres años.

 

Además, la compañía también ha reforzado su estructura con la apertura de showrooms en Bilbao y Las Palmas de Gran Canaria y la expansión del de Barcelona, además de la apertura de una oficina corporativa en Madrid.