Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Stradivarius, Bershka y Pull&Bear cierran en Tmall y salen de China

Inditex cerró todas las tiendas físicas de las tres cadenas en el país en enero de 2021. El grupo continúa operando en China con Zara, Massimo Dutti, Oysho y Zara Home. Otros gigantes como H&M también han reducido su presencia en el país.

Stradivarius, Bershka y Pull&Bear cierran en Tmall y salen de China
Las tres cadenas cerraron todos sus establecimientos en el país enero de 2021.  

Modaes

5 jul 2022 - 10:52

Inditex da un paso atrás en China. Stradivarius, Bershka y Pull&Bear dejarán de operar en las próximas semanas en la plataforma de ecommerce Tmall, propiedad del gigante Alibaba, según adelanta WWD. Las tres cadenas cerraron todos sus establecimientos en el país en 2021 y dejarán de servir pedidos online en China a través de sus plataformas propias de ecommerce a partir del 30 de julio. 

 

Los conceptos de moda joven del grupo Inditex desembarcaron en el gigante asiático en 2009 y contaban con una red de noventa establecimientos en el país: 34 de Bershka, 37 Pull&Bear y 22 de Stradivarius. Inditex continúa operando en China con 127 tiendas de Zara, 63 tiendas de Massimo Dutti, 55 de Oysho y 34 de Zara Home. En el primer trimestre (de febrero a abril), 67 de los establecimientos del grupo en el país se vieron afectados por las restricciones en el marco de la política de Covid Cero del Gobierno.

 

“Tal y como ya venía haciendo en los últimos años, Inditex seguirá adaptándose a la demanda de sus clientes en China, centrando su oferta de moda de calidad en la experiencia única e integrada de tiendas y online de Zara, Massimo Dutti, Oysho y Zara Home”, señalan desde el grupo. La venta online de las tres cadenas tenía un peso muy reducido en la facturación de Inditex.

 

 

 

En los últimos dos años, las restricciones, los boicots por el posicionamiento de algunas marcas contra la situación en Xinjiang y el avance de la tendencia del guochao, que prioriza el consumo de marcas locales, ha penalizado a los gigantes occidentales en China.

 

H&M ha reducido notablemente su red de tiendas en el país, incluyendo el cierre de su flagship store en Shanghái, la mayor tienda del grupo en China. En el cuarto trimestre (de septiembre a noviembre), las ventas de la compañía sueca en el gigante asiático se desplomaron un 39%.

 

Nike, por su parte, hundió un 20% sus ventas en el mercado chino (de marzo a mayo) y ha trazado una estrategia “de China para China” para tratar de impulsar su negocio en el país, en el que sigue confiando.

 

Adidas también ha sufrido un duro golpe en el gigante asiático: en el primer trimestre de 2022, el grupo desplomó su facturación un 35% en el país, que pasó de ser el segundo mayor mercado para el grupo al tercero.

 

La empresa alemana atribuyó el descenso al rebote del Covid-19 en el país, que ha llevado a cerrar grandes metrópolis como Shanghái y Changchun, pero también al impacto en la confianza de los consumidores, la mala evolución del online y el exceso de inventario.

 

Inditex cerró el ejercicio 2021 con un crecimiento interanual de las ventas del 36%, hasta 27.716 millones de euros, un 2% menos que en 2019. El beneficio tiene todavía más terreno que recorrer: aunque se casi triplicó respecto a 2020, está aún un 11% por debajo de 2019.