Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Los zapatos Pla dan sus primeros pasos en Japón

S. Riera

27 may 2013 - 14:32

La start up Pla inicia su andadura en Japón. La empresa de calzado, que pusieron en marcha hace poco más de un año las emprendedoras Irene Peukes y Araceli Iranzo, ha empezado a comercializar sus primeros modelos en las ciudades niponas de Tokyo, Osaka y Chiba.

 

En el mercado español, los zapatos Pla han iniciado su distribución a través de establecimientos de moda, diseño y arte en Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Zaragoza, Bilbao, San Sebastián o Mahón. Por el momento, las empresarias optan por un canal diferente a la zapatería tradicional, en busca de un consumidor que valore el diseño por encima de todo.

 

La co-fundadora de Pla inició su trayectoria profesional en 1999 diseñando tejidos. Más adelante, en 2007, entró en Camper, donde tuvo la oportunidad de establecer contacto con comunidades de artesanos de Guatemala o de Bangladesh, que ya trabajaban de manera coordinada con empresas occidentales. Iranzo, por su parte, elabora bolsos con artesanas de la palma en Mallorca.

 

“Somos un producto de diseño, que quiere estar en lugar en los que se valore”, asegura Peukes en declaraciones a Modaes.es. “Buscamos sitios con un público receptivo a nuestro producto”, explica la emprendedora.

 

Pla elabora cada uno de sus modelos de manera artesanal en Bangladesh. La empresa trabaja con artesanas del país asiático, a través de Cáritas y según el código de Comercio Justo. Sus zapatos se caracterizan por estar elaborados a mano con una sola trenza de yute. Todos los modelos se terminan en Mallorca, donde Pla trabaja con zapateros artesanos, que se encargan de unir la suela al zapato.

 

La enseña toma el nombre del Pla de Mallorca (la Llanura de Mallorca), tal y como se denomina a la comarca central de la isla. Peukes explica que empezó a desarrollar la idea de unos zapatos que transmitieran un estilo de vida relajado y despreocupado, propio de la isla de Mallorca, hace unos años, cuando estaba trabajando como diseñadora en Camper.

 

La co-fundadora de Pla inició su trayectoria profesional en 1999 diseñando tejidos. Más adelante, en 2007, entró en Camper, donde tuvo la oportunidad de establecer contacto con comunidades de artesanos de Guatemala o de Bangladesh, que ya trabajaban de manera coordinada con empresas occidentales. Iranzo, por su parte, elabora bolsos con artesanas de la palma en Mallorca.