Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Saye encoge sus previsiones y redefine la estrategia para diversificar su cartera

La empresa barcelonesa de zapatillas ha reducido sus previsiones a corto y medio plazo, que ahora pasan por registrar unas ventas de siete millones de euros en 2022 y quince millones de euros en 2025.

Saye encoge sus previsiones y redefine la estrategia para diversificar su cartera
En 2022, Saye segmentará sus mercados más fuertes, comenzando por España, ofreciendo servicios en su idioma oficial.

Ainoa Erdozain

23 sep 2022 - 05:00

Saye reduce posiciones. La start up barcelonesa de sneakers fabricados a partir de fibras vegetales ha reducido sus previsiones anuales y a medio plazo, ya que su plan de diversificación “no ha terminado de cuadrar”, según ha explicado la cofundadora y consejera delegada de la empresa, Marta Llaquet, a Modaes.

 

Antes, las expectativas de la empresa pasaban por registrar unas ventas de 8,5 millones de euros para 2022 y de 20 millones de euros para 2025. Ahora, Saye prevé facturar siete millones de euros en 2022 y quince millones de euros en 2025.

 

Fundada en 2018 de la mano de Marta Llaquet, Lizzie Sabin y Damian Augustyniak, Saye nació especializada en calzado fabricado a partir de deshechos orgánicos reciclados. El modelo 89 fue el primero que lanzó y, por ahora, sigue siendo su bestseller.

 

En los últimos meses, la estrategia de la empresa se ha centrado en reducir la dependencia de este modelo lanzando colecciones con un precio ligeramente superior para reposicionar la marca e intentar sustituir la compra de su producto estrella con otros productos “recurrentes”. “Al no poder validar la estrategia que teníamos, el año que viene lanzaremos nuevos modelos de zapatillas que se acercarán más, estéticamente, al modelo 89”, ha señalado la empresaria.

 

 

 

 

La hoja de ruta de Saye para el año que viene también pasa por tantear el mercado y aterrizar a pie de calle en ciudades como Barcelona a través de pop up stores. Más adelante, la empresa también considerará abrir tiendas efímeras en ciudades europeas como Berlín o París, donde la start up ya cuenta con una presencia más sólida.

 

Desde principios de año, Saye ha trabajado para reforzar su actividad en España. A escala nacional, las ventas han pasado de representar un 3% a un 10% de la cifra de negocio total y, a escala internacional, Estados Unidos ha ido ganando tracción hasta concentrar un 25% de las ventas. De momento, Alemania se posiciona como el mercado clave para la compañía, con un peso del 30% sobre sus ingresos.

 

Saye ha reestructurado su equipo durante en el último año. “Ahora contamos con siete departamentos y cada uno está liderado por un manager”, explica Llaquet. La plantilla de la empresa cuenta con treinta empleados, una estructura “que debería durar cerca de seis meses”, detalla la directiva.

 

A corto plazo, consolidar su facturación de la mano del multimarca es otro de sus objetivos. La red de retail de la empresa cuenta con 250 puntos de venta y sus previsiones también pasaban por aumentar este número hasta 350, aunque “ahora su estrategia será crecer de la mano de retailers más grandes para vender más”.

 

De momento, todos los fundadores de Saye se reparten su capital y no tienen pensado abrir la puerta a inversores externos próximamente. Hasta ahora, la empresa se ha financiado con dos rondas de financiación a través de las plataformas de crowdfunding Kickstarter e Indiegogo.