Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

El calzado de Pla se muda de oficinas y entra en China de la mano del multimarca

La empresa mallorquina de calzado se ha mudado a unas oficinas de 700 metros cuadrados ubicadas en el municipio de Sinéu y ha comenzado a operar en China a través de dos puntos de venta multimarca.

El calzado de Pla se muda de oficinas y entra en China de la mano del multimarca
Este año, Pla también ha comenzado a operar en China con dos puntos de venta.

Ainoa Erdozain

29 jul 2022 - 05:00

Pla, pisando fuerte. La empresa balear de calzado, que tenía ubicada su sede en el centro de Sinéu (Mallorca), ha trasladado sus oficinas, almacén y estudio de diseño a una antigua harinera de 700 metros cuadrados, ubicada en las afueras de la misma localidad.

 

“Esto nos ha permitido contar con una pequeña estructura de maquinaria, por lo que ahora gestionamos nosotros todos los muestrarios”, ha explicado Irene Peukes, fundadora de la empresa y ex de Camper, a Modaes.

 

La compañía opera en España a través de su ecommerce y puntos de venta multimarca ubicados en las Islas Baleares, Canarias, Madrid, País Vasco y Cataluña, entre otras comunidades autónomas.

 

A escala internacional, la empresa distribuye sus productos con su canal digital y de la mano de distribuidores locales ubicados en países como Reino Unido, Alemania, Holanda, Estados Unidos, Israel y Japón. Este año, Pla también ha comenzado a operar en China con dos puntos de venta.

 

“Reino Unido es de nuestros mercados más importantes por volumen de negocio, pero el mercado asiático también está ganando cada vez más repercusión”, señala Peukes, haciendo hincapié en que la empresa no tiene una estrategia definida para impulsar su presencia en el extranjero.

 

 

 

 

Pla inició su andadura en 2012 de la mano de Irene Peukes y Araceli Iranzo. En 2014, Iranzo se desvinculó de la empresa y esta quedó en manos de Peukes. La compañía está especializada en calzado hecho a mano con una sola cuerda de yute.

 

Todos los modelos se fabrican en Bangladesh y se terminan en Mallorca, donde se incorpora la suela al calzado, entre otros terminados. Pla cerró el ejercicio prepandemia con unas ventas de 79.600 euros. El año pasado, Pla engordó su cifra de negocio hasta registrar una facturación de 123.700 euros.

 

Hace dos años, Peukes decidió profesionalizar Pla y fundó la sociedad Pla Design And Crafts. “Ahora es cuando estamos cogiendo nuestro rumbo”, explica Peukes, que inició su trayectoria en 1999 como diseñadora de tejidos y trabajó en Camper durante ocho años como diseñadora de calzado. El equipo de Pla está formado por seis personas.

 

Lo que comenzó con un zapato termina con un cojín. En los últimos años, Pla ha ido diversificando su oferta de producto. Ahora también cuenta con una colección de moda femenina y, el mes pasado, lanzó su primera colección de moda de hogar. “Nuestro objetivo es impulsar el crecimiento de la marca apoyándonos en estas nuevas categorías”, señala la empresaria.