Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Marypaz busca un inversor para captar hasta diez millones de euros

Con la venta de una participación minoritaria, la compañía sevillana de calzado tiene como objetivo refinanciar deuda y captar capital circulante para financiar las compras de la próxima campaña y un nuevo plan de crecimiento.

Marypaz busca un inversor para captar hasta diez millones de euros
Marypaz tiene previsto cerrar 2022 con una facturación de 41 millones de euros.

Modaes

4 oct 2022 - 17:20

Viejos problemas para la nueva Marypaz. La compañía sevillana de calzado, controlada desde 2019 por Crocea Mors, busca un inversor que aporte hasta diez millones de euros con los que refinanciar deuda y hacer frente a las compras de la próxima campaña, según El Economista. En 2016, cuando se encontraba en plena expansión, la compañía se acogió al preconcurso de acreedores precisamente por falta de circulante. Finalmente, terminó pasando a manos de Black Toro, que la llevó a liquidación en 2019. 

 

Entre los candidatos interesados se encuentran fondos de inversión y family offices vinculados al retail. El objetivo de la empresa es refinanciar la deuda adquirida durante la pandemia del coronavirus y aportar capital circulante para financiar las compras de las próximas campañas, así como su plan de crecimiento.

 

Para 2022, los planes de Marypaz pasan por registrar una facturación de 41 millones de euros y cerrar 2023 con unas ventas de 49 millones de euros, con un resultado bruto de explotación (ebitda) y un resultado neto positivo.

Marypaz tiene previsto cerrar 2022 con una facturación de 41 millones de euros

 

La empresa está controlada por el empresario Álvaro Pellón, a través de la sociedad Crocea Mors, si bien la familia Aguaded, fundadora de la cadena, respaldaron la operación y continúan al frente de la compañía. 

 

Crocea Mors adquirió la unidad productiva de Marypaz en el marco de la liquidación de la empresa. Tras el rescate, la compañía puso en marcha un plan de reestructuración que incluyó el cierre del 60% de sus establecimientos. 

 

Ahora, la empresa ha trazado un nuevo plan de expansión que pasa por la apertura de hasta cinco tiendas propias al año, impulsar el modelo de franquicia y potenciar el canal online con el objetivo de que cope el 20% de las ventas este año, frente al 10% actual. 

 

 

 

Actualmente, Marypaz opera con una red de sesenta establecimientos y su plantilla asciende a cuatrocientos trabajadores. La empresa nació en 1972 de la mano de Ángel Aguaded como una pequeña zapatería en Sevilla y poco a poco se fue expandiendo por toda España.

 

En 2016, la empresa contaba con una red de cuatrocientos establecimientos y unas ventas de 140 millones de euros. Ese año, Marypaz entró en concurso de acreedores y fue rescatada por el fondo Black Toro. Tras el proceso, la familia mantuvo una participación minoritaria en la empresa y continuó al frente de la gestión.

 

Tres años después, Black Toro volvió a llevar a concurso a Marypaz por falta de liquidez y no poder hacer frente a los pagos a sus proveedores. Entonces, la sociedad Crocea Mors presentó una oferta para adquirir la unidad productiva de la compañía.