Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

La Perla potencia su presencia en España con un local en Ortega y Gasset

Álex Montera. Madrid

3 abr 2012 - 05:00

La Perla se traslada en Madrid. La firma italiana especializada en lencería de lujo cambia de locales en el exclusivo barrio de Salamanca de la capital española: de la calle Serrano a Ortega y Gasset. La enseña cerró hace un mes su tienda en Serrano y ahora acaba de firmar el alquiler de un local de mayores dimensiones en la calle Ortega y Gasset, donde prevé abrir su nuevo establecimiento a finales de verano.

 

El anterior punto de venta estaba ubicado en el número 28 de Serrano, que ahora regentará la firma española BDBA, y tenía una superficie de unos 180 metros cuadrados, según explican a Modaes.es fuentes de La Perla. La nueva tienda de Ortega y Gasset 23 es mayor (250 metros cuadrados distribuidos en tres plantas) y es colindante con el establecimiento que abrirá en unos meses la compañía, también italiana, Roberto Cavalli. El metro cuadrado tiene un precio medio de 140 euros en esa zona de Madrid, según un informe de la consultora Ascana.

 

La Perla llevaba “mucho tiempo” buscando un nuevo local y esta operación es fruto del “cambio de la estructura comercial” a nivel global del grupo italiano, según apuntan fuentes inmobiliarias conocedoras de la operación.

 

Además de esta tienda en Madrid, la firma de lencería dispone de dos establecimientos propios en Barcelona, uno en Marbella y otro en régimen de franquicia en Las Palmas de Gran Canaria. Además, comercializa sus productos a través de El Corte Inglés en veinte ciudades españolas.

 

La enseña italiana, que ha declinado desvelar sus datos de facturación anuales, estudia nuevas operaciones de “expansión” en España en un plazo aún por determinar. Hasta 2010, la filial española era la mayor del grupo por volumen de ventas.

 

Hace dos años, la compañía fichó a Maurizio Lucidi, procedente de L’Oréal, para pilotar su desarrollo en el mercado español. La filial española gestiona desde entonces tanto la actividad en el país como en Portugal.