Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Gap prevé un impacto de 400 millones de dólares por la subida de costes, pero ve una “oportunidad”

El precio medio de venta por producto se ha incrementado en Banana Republic, Athleta y Gap, mientras que Old Navy ha congelado los precios de las líneas infantiles para ganar competitividad.

Modaes

27 may 2022 - 13:55

Gap prevé un impacto de 400 millones de dólares por la subida de costes, pero ve una “oportunidad”

 

 

Gap ve una oportunidad en la inflación. En la conferencia con analistas tras la presentación de sus resultados trimestrales, Sonia Syngal, consejera delegada del grupo estadounidense, ha subrayado que la presión inflacionaria puede suponer una oportunidad para mejorar el precio medio al que se vende cada prenda (average unit retail o AUR, en inglés) y, en consecuencia, el margen. En total, la compañía prevé que las subidas de costes de materias primas de tengan un impacto de 400 millones de dólares en el beneficio de este año.

 

El grupo ha calificado de “decepcionantes” sus resultados del primer trimestre (finalizado en abril): la empresa ha reducido ventas, ha entrado en pérdidas y ha revisado a la baja sus previsiones para el ejercicio. Uno de los motivos del descenso, junto a otros muchos, fue el impacto de la inflación en los consumidores con menos ingresos.

 

Pese a ello, Syngal cree que “hay una oportunidad con el pricing y nuestras marcas ya la están aprovechando”. Sólo por las materias primas, la compañía prevé un impacto a un solo dígito en el coste unitario durante el año, que se sumarán a unos 350 millones de dólares de subida de los costes de transporte. En total, serán unos 400 millones de dólares de presión en el beneficio este año.

 

 

 

 

¿Cuáles son esas oportunidades? La más notable es en Banana Republic, que emprendió el año pasado un proceso de reposicionamiento y que ha incrementado “significativamente” sus tickets gracias a un aumento de precios y una reducción de las promociones.

 

Athleta también ha “aprovechado la oportunidad para aumentar precios donde tiene autoridad, especialmente en la segunda mitad del año”, prosigue Syngal. Gap, por su parte, ha registrado “una gran aceptación de precios”, con un aumento del precio medio de venta.

 

Por último, para Old Navy la oportunidad es doble. Por un lado, la cadena, la más grande por facturación y la que peor evoluciona del grupo, ha congelado los precios de sus líneas de moda infantil para mejorar su competitividad, al tiempo que los ha incrementado en algunos de sus bestsellers, especialmente partes de abajo y prendas exteriores.

 

“Y, por último, hay muchas oportunidades de mejorar el rendimiento a través de una gestión de inventario más disciplinada, como la gestión de rebajas y tener una oferta y demanda que estén en línea”, ha concluido Syngal.

 

El grupo prevé contraer su facturación a un solo dígito en el ejercicio 2022 y registrar un margen bruto de entre el 36,5% y el 37,5%. El margen operativo estará entre el 1,8% y el 2,8%.