Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Gap se desinfla online con una caída de ventas del 17% en el primer trimestre

El peso del ecommerce continúa siendo superior al de sus rivales, con una cuota del 39% sobre el total de la facturación, pero da signos de agotamiento tras un 2021 de récord.

Modaes

26 may 2022 - 22:57

Gap se desinfla online con una caída de ventas del 17% en el primer trimestre

 

 

 

Gap enciende las alarmas. Después de dos años en los que el canal online fue la salvación del sector y cuando el canal parecía haberse estabilizado, el grupo estadounidense ha comunicado hoy un descenso del 17% de sus ventas a través de la Red.

 

La caída registrada en el primer trimestre (de febrero a abril) es muy superior a la anotada por las tiendas físicas, que registraron una caída del 10% en el mismo periodo, según ha explicado hoy el grupo en un comunicado.

 

Gap continúa teniendo una cuota online muy superior a sus competidores, en parte por la elevada penetración del canal en su mayor mercado, Estados Unidos. En el primer trimestre, el ecommerce aportó el 39%.


En el ejercicio 2021, Gap disparó sus ventas online un 54%, hasta superar los 6.400 millones de dólares, lo que supuso alrededor de un 38% del total. En 2020, muy afectado por los cierres de tiendas, el ecommerce aportó el 40% de la facturación.

 

 

 

 

Inditex, por su parte, generó el 25,5% de su negocio a través del canal online en 2021, un objetivo que inicialmente se había marcado para el ejercicio 2022, y prevé llegar al 30% en 2024.

 

Los datos de Gap no son los únicos que apuntan a una desaceleración o incluso caída del canal online. El pure player Asos cerró el primer semestre (finalizado el 28 de febrero) con un crecimiento de sólo el 1,4% y en números rojos.

 

La alemana Zalando, por su parte, redujo su facturación un 1,5% en el primer trimestre y entró en pérdidas, con unos números rojos de 61,3 millones de euros.

 

Ventas a la baja, pérdidas y nuevas previsiones

Entre febrero y abril, Gap facturó 3.477 millones de dólares, lo que supone un retroceso del 13% respecto al mismo periodo del año anterior. La caída es del doble respecto a la prevista el pasado marzo.

 

En el periodo, Gap ha regresado a números rojos, con unas pérdidas de 162 millones de dólares, frente al beneficio de 166 millones de euros del año anterior. El margen bruto se redujo hasta el 31,5%, con un impacto de alrededor de 170 millones de dólares del aumento de los costes de transporte.

 

Los malos resultados del primer trimestre han llevado a Gap a revisar a la baja sus previsiones para el ejercicio 2022. Ahora, el grupo prevé contraer su facturación a un solo dígito y registrar un margen bruto de entre el 36,5% y el 37,5%. El margen operativo estará entre el 1,8% y el 2,8%.