Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Fila vuelve a sus orígenes y compra su antigua sede en Italia para abrir oficinas en el país

La empresa italiana de equipamiento deportivo volverá a ubicar sus oficinas en edificio que fue su primera casa en Italia, que cuenta con un total de 8.200 metros cuadrados de superficie y que albergará el Museo Fila, así como los archivos de márketing y producto de la empresa.

Modaes

2 may 2022 - 16:20

Tienda de Fila

 

 

Fila regresa a su lugar de origen. La compañía italiana de equipamiento deportivo, propiedad desde 2007 de su filial coreana, se ha hecho con un edificio ubicado en Via Cesare Battisti, en la ciudad italiana de Biella (Piamonte). El inmueble es la sede histórica de la compañía, lugar que la vio nacer en 1911, especializada en íntimo, y en el que desarrolló su actividad hasta 2004, antes de pasar a manos de BiellaScarpe. Los detalles de la operación no han trascendido.

 

Se espera que el edificio esté operativo para la segunda mitad del año que viene, coincidiendo con el 111 aniversario de la empresa y coincidiendo, también, con los cincuenta primeros años de Fila como marca de ropa deportiva. Tras su renovación, el edificio contará con criterios de eficiencia energética y sostenibilidad.

 

El espacio, bautizado como Fila Brand Experience Center, albergará una superficie total de 8.200 metros cuadrados en los que se ubicarán el Museo Fila, los archivos de producto y márketing de la empresa, sus oficinas centrales y algunas zonas comunes dedicadas a eventos y reuniones. Desde 2004 hasta este año, las instalaciones de Biella han estado en manos de la empresa BiellaScarpe.

 

 

 

 

Fila inició su andadura en 1911 de la mano de los hermanos Fila. La empresa comenzó su actividad como fabricante de ropa interior para los habitantes italianos de Los Alpes, y viró posteriormente su actividad incorporando a su oferta artículos de moda y equipamiento deportivo.

 

Fila cerró el ejercicio 2021 con unas ventas de 3.793 millones de wones surcoreanos (595 millones de euros), lo que supuso un crecimiento interanual del 21% y un 9,9% más que en 2019. En este resultado, la compañía no incluyó los datos de facturación en China, donde está controlada, desde 2009, por Anta Sports.

 

En el periodo, la filial surcoreana, que gestiona el negocio de Fila en Corea del Sur, Estados Unidos, México y Canadá, situó su beneficio neto en 337,8 millones de wones (52,9 millones de euros).

 

A cierre del año pasado, la empresa italiana contaba con 457 establecimientos en Corea del Sur, seis tiendas menos que en el ejercicio anterior. En Norteamérica, la empresa opera de la mano de distribuidores locales a través de establecimientos y puntos de venta wholesale.