Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Burberry completa su transformación en España con el abandono definitivo de su sede histórica

C. Pareja

15 abr 2013 - 04:53

El grupo británico Burberry da el último paso del cambio de rumbo en el mercado español que puso en marcha en 2010. La empresa ha completado la salida de toda su plantilla de su sede histórica en España, ubicada en el barrio de Buen Pastor de Barcelona, y ha trasladado sus oficinas centrales a la calle Valencia de la capital catalana.

 

Hace tres años, la compañía decidió cambiar de estrategia en el mercado español y retirar del mercado la línea Thomas Burberry, exclusiva para este país. Esta decisión supuso la presentación de un ERE y que la compañía pusiera en venta su sede, con una superficie de más de 40.000 metros cuadrados (repartidos en tres edificios de zonas industriales y oficinas).

 

La compañía acaba de completar su salida del edificio de Buen Pastor y el traslado de su sede central en España a la calle Valencia de Barcelona. La enseña británica ha reformado dos espacios, ubicados en el número 625 de calle Valencia, “acorde con el posicionamiento de la marca de lujo”, según han explicado fuentes de la empresa. Burberry cuenta con una tienda bajo el formato outlet en el mismo edificio.

 

En paralelo, el grupo continúa el proceso de venta de su sede de Buen Pastor. Según han explicado a Modaes.es fuentes del sector inmobiliario, la operación sigue abierta. El proceso está siendo liderado por las consultoras inmobiliarias CBRE y Jones Lang Lasalle.

 

 

Reestructuración

 En paralelo al abandono de la antigua sede en 2010, el grupo británico presentó ese mismo año un expediente de regulación de empleo (ERE) para despedir a 300 personas de las 857 personas que trabajaban para el grupo en España en ese momento.

 

En 2011, Burberry dio por finalizada su reestructuración en España tras introducir en el país su línea global y retirar su colección Thomas Burberry.

 

Estos cambios trajeron consigo una drástica reducción de las ventas del grupo, que llevaron a la empresa al cierre de su tienda en la madrileña Ortega y Gaset. En la actualidad, Burberry opera en España únicamente con dos establecimientos propios: uno en Barcelona, ubicado en Paseo de Gracia, y en otro Marbella, en Puerto Banús; y con cinco concesiones en los grandes almacenes El Corte Inglés.

 

Según las últimas cifras disponibles, Burberry registró unas ventas de 613 millones de libras (738,4 millones de euros) en el tercer trimestre de 2012, periodo concluido el pasado 31 de diciembre. Esta cifra representa un crecimiento del 7% respecto a los 574 millones de libras (691,4 millones de euros) del mismo periodo del año pasado.