Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Basi, nueva etapa sin Lacoste: deja Badalona y se instala en el corazón de Barcelona

La compañía prosigue su andadura como distribuidor de marcas internacionales en España, un negocio que inició hace cuatro años cuando Lacoste empezó a cambiar su relación con los proveedores.

S. Riera

4 abr 2019 - 05:00

Basi cambia de oficinas: se instala en el corazón de Barcelona en su nueva etapa sin Lacoste

 

 

Basi, nueva etapa sin Lacoste. La compañía catalana, que durante más de seis décadas fue proveedor y distribuidor de la marca francesa en la Península Ibérica, sienta ahora las bases de su nueva etapa en solitario. La empresa acaba de reubicarse, dejando atrás sus históricas instalaciones en Badalona (Barcelona) para situarse en unas oficinas el corazón de la capital catalana.

 

La nueva sede del grupo se encuentra en la calle Consell de Cent, junto a Rambla Catalunya. En este nuevo espacio, la familia Basi traza un nuevo recorrido como distribuidor en el país de marcas internacionales, un negocio que puso en marcha hace cuatro años cuando Lacoste empezó a modificar su relación con sus proveedores.

 

Basi alcanzó entonces un acuerdo con la estadounidense Nautica para iniciar su expansión en España. A partir de aquella alianza, la empresa creó una nueva sociedad, Jatro BCN, para pilotar el nuevo negocio. Con el tiempo, la compañía selló acuerdos similares con otras dos marcas internacionales: Cole Haan y No Name. En paralelo, la empresa relanzó también su firma propia, Armand Basi.

 

 

 

 

El cambio de oficinas ha supuesto también una reestructuración del equipo. Lacoste, al tomar el control de su negocio en el país, tomó también el grueso de la antigua plantilla, forzando al grupo a recomponer el equipo prácticamente de cero. Nuria Basi se mantiene en la presidencia y Marco Palmero como consejero delegado. Junto a ellos, la empresa se compone una plantilla de cerca de treinta personas, una veintena de los cuales son personal de tienda.

 

En paralelo a la reubicación y reconstrucción del equipo, Basi ha continuado avanzando en la distribución de las marcas en el país. Nautica, por ejemplo, ha focalizado su expansión en El Corte Inglés, donde actualmente suma 17 corners. En este periodo la empresa también ha reorientado su estrategia de retail para la marca estadounidense.

 

En este sentido, se cerró el establecimiento en Rambla Catalunya en Barcelona para poner en marcha un pop up store en el centro comercial La Maquinista, situado también en la capital catalana. En los próximos meses, la compañía tiene previsto abrir un outlet en el futuro complejo Malaga Design Outlet.

 

 

 

 

En la actualidad, Basi también se encuentra negociando con los nuevos propietarios de Nautica, el hólding estadounidense Authentic Brands Group, para ampliar su acuerdo a otras marcas del grupo. Por otro lado, la compañía estudia nuevas vías para continuar expandiendo el negocio de Armand Basi, que relanzó hace dos años.

 

La empresa, con una cifra de negocio de alrededor de diez millones de euros, continúa rastreando el mercado en busca de más marcas con la que ampliar su actividad. “A pesar de ser una empresa prácticamente nueva tenemos trayectoria, no sólo en distribución, y sabemos adaptarnos a la realidad del sector y del mercado”, ha explicado Palmero a Modaes.es.