Back Stage

La inflación da alas al ‘low cost’ y el 87% de los ‘gen Z’ compra marcas baratas para ahorrar

El gasto de moda y en distribución se ve lastrado por la inflación y la subida de costes de vida: según datos de una encuesta elaborada por McKinsey, el 74% de los consumidores opta por comprar en cadenas de precio bajo y prefiere las marcas baratas.

La inflación da alas al ‘low cost’ y el 87% de los ‘gen Z’ compra marcas baratas para ahorrar
El 30% de los ciudadanos en Estados Unidos son pesimistas frente a la situación económica del país, quince puntos porcentuales más que el dato del pasado julio.

I. C.

9 dic 2022 - 05:00

Modo ahorro on. El 87% de los consumidores estadounidenses de la generación Z (los nacidos después del 1996) ya han puesto en marcha medidas para reducir su gasto a causa de la presión inflacionaria y a la subida de costes de vida. La principal de estas iniciativas es optar por comprar en cadenas low cost e inclinarse hacia las marcas más baratas, según una encuesta elaborada por McKinsey.

 

La cifra es trece puntos enteros mayor que la media de los consumidores estadounidenses: el 74% de ellos ha reducido su gasto llevando a cabo medidas similares, influenciados por la amenaza latente de una recesión económica en 2023. Según datos de la consultora, el 30% de los ciudadanos en Estados Unidos son pesimistas frente a la situación económica del país, quince puntos porcentuales más que el dato del pasado julio.

 

La caída del consumo es sólo uno de los factores que podrían obstaculizar el desarrollo de la gran distribución en Estados Unidos de cara al próximo año. Otro de los retos a los que se enfrenta el sector es un elevado nivel de inventario, debido tanto a un menor consumo como al adelanto de compras que los retailers han llevado a cabo para protegerse frente a disrupciones en la cadena de cara al último sprint del año.

 

 

 

 

Según McKinsey, la moda es uno de los sectores que más ha incrementado su nivel de stock en el segundo trimestre de 2022 en relación con sus ventas, con una subida de veinte puntos porcentuales de media frente a 2021. Las compañías de distribución de artículos deportivos lideran este ascenso.

 

Además, las empresas de distribución se enfrentarán en 2023 a un entorno macroeconómico aún marcado por disrupciones en el aprovisionamiento, escasez de mano de obra, subidas en los costes del petróleo y tensiones geopolíticas a raíz de la invasión de Rusia a Ucrania.

 

McKinsey también hace mención a las restricciones en China por la política Covid Cero del país, que ayer cambió su política tras una oleada de protestas y manifestaciones por parte de la población china.

 

“El nivel de volatilidad del mercado hoy requiere que los retailers sean más ágiles y receptivos para mantenerse a la vanguardia”, señala McKinsey. Frente a la situación, la entidad recomienda poner en marcha estrategias de bajada de precio para estimular la demanda, pero advierte de “no aplicar bajadas más profundas de lo necesario, que difieran de los objetivos de la empresa o a productos que podrían seguir vendiéndose a precio completo”.

 

La encuesta realizada por la consultora para recoger estos datos se llevó a cabo entre el 27 y el 29 de septiembre de 2022 con la repuesta de más de mil consumidores en Estados Unidos con edades comprendidas entre los 17 y los 74 años.