Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Reino Unido tiñe de ‘casual’ su cesta de la compra: elimina los trajes e incluye ropa deportiva

Los trajes masculinos estaban presentes en la cesta de productos básicos para medir el Índice de Precios de Consumo (IPC) británico desde 1947 y salen ahora por primera vez, tras el estallido de la pandemia y el auge del teletrabajo.

Modaes

14 mar 2022 - 13:30

Reino Unido tiñe de ‘casual’ su cesta de la compra: elimina los trajes e incluye ropa deportiva

 

 

Reino Unido se quita la blazer. La Office for National Statistics (ONS) ha eliminado el traje masculino de la lista de 719 artículos de la cesta de la compra, que incluye los productos más representativos para las familias y se usa para medir el Índice de Precios de Consumo (IPC) británico, según ha adelantado The Guardian.

 

Después de dos años de pandemia, el teletrabajo se ha vuelto una práctica cada vez más común y la tendencia por la moda casual se ha convertido en norma, causando un menor uso y consumo del traje masculino, antes un básico en el armario de las familias británicas. Desde 1947, la prenda se había incluido en la lista para calcular el IPC del país sin interrupciones, pero la ONS ha considerado que ya “no es relevante para medir el consumo familiar de Reino Unido”.

 

“Con muchas personas todavía trabajando desde casa, la demanda de ropa formal continúa cayendo”, ha explicado Sam Beckett, jefe de estadísticas económicas de la ONS. Además, la institución ha añadido nuevas prendas de vestir a la cesta de compra británica, como sujetadores deportivos y crop tops


Más allá de la moda, se han retirado de la lista británica del IPC artículos como donuts y carbón y se han incluido collares para mascotas, toallitas antibacterianas y garbanzos. En total, se restaron quince productos, se añadieron diecinueve y se mantuvieron los 715 restantes.

 

 

 

 

Otros cambios implementados en esta última revisión de la cesta británica es el lanzamiento de una calculadora personal de inflación, donde los ciudadanos podrán introducir su propio consumo para realizar comparativas del cambio de precios. Esta herramienta se ha puesto en marcha como respuesta a la queja de que la lista de artículos podía no reflejar la realidad de las familias con menos recursos.

 

La cesta de la compra británica es una lista de productos seleccionada por la ONS que se elabora basándose en el presupuesto de las familias. La selección es revisada y modificada regularmente y, el año pasado, se sumaron productos como alcohol higiénico, relojes inteligentes y pesas de mano. En España, la cesta del IPC se revisa y modifica cada cinco años.

 

La inflación británica marcó máximos de treinta años el pasado enero, situándose en un 5,5%, impulsada por la escalada de precios de energía, moda y calzado. En España, el IPC general fue del 7,6% en febrero y el de moda alcanzó cifras del 3,6%.