Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

El comercio de moda cierra 2018 con una caída del 2,3%, la primera desde la crisis

El sector pone fin a cuatro años de recuperación, dejando la facturación total en 17.666 millones de euros, según datos hechos públicos hoy por la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex).

Modaes

29 may 2019 - 10:00

El comercio de moda cierra 2018 con una caída del 2,3%, la primera desde la crisis

 

 

La moda se despierta del sueño de la recuperación. Tras cuatro años al alza, las ventas del comercio textil y de complementos han concluido 2018 con una caída del 2,27%. Se trata de la primera caída desde la crisis y ha supuesto perder de nuevo la barrera de los 18.000 millones de euros de facturación que se recuperó en 2016.

 

Según datos hechos públicos esta mañana por la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), las ventas del comercio de moda ascendieron el año pasado a 17.666 millones de euros, frente a los 18.097 millones de euros del año anterior. La evolución está en línea con la estimada por Acotex en enero, que se situaba en el 2,2%.

 

De los doce meses de 2018, siete de ellos se cerraron en rojo para el comercio de moda. El sector comenzó el año con un descenso del 3,7%, que se agravó en marzo con un desplome del 13,4%. Sólo junio, julio y agosto (con aumentos de entre el 0,6% y 1,5%) y octubre y noviembre (con incrementos del 9,1% y del 3,8%) se salvaron del rojo en 2018.

 

 

 

 

La moda se aleja así de los niveles precrisis, cuando la facturación del sector en España superaba los 22.000 millones de euros. Durante la recesión, el comercio textil encadenó siete años consecutivos en descensos, en los que su facturación llegó a hundirse hasta 15.850 millones.

 

En 2014, la moda comenzó la recuperación, con un alza del 3,93% en 2015, del 7,71% en 2015 y del 1,52% en 2016, pero en 2017 el empuje se frenó y el ejercicio se cerró en plano. En lo que va de 2019, el sector ha registrado una evolución desigual, con una caída del 1,9% en enero, alzas del 2,8% y del 11,8% en febrero y marzo, respectivamente y un descenso del 8,4% en abril, en parte por el efecto calendario. 

 

Por su parte, la red comercial de la moda en España encadena ya dos años en descenso. En 2018 se cerraron 865 tiendas especializadas,  el peor dato desde 2009. Pero, si entonces era la caída del consumo la que motivó los cierres en masa, ahora a ese factor se suma el impacto de la digitalización, que está motivando ajustes tanto en el comercio tradicional como en las cadenas.

 

 

 

 

En este contexto, también la plantilla del sector ha cerrado 2018 a la baja. El comercio empleaba a cierre del año a 198.882 personas, un 0,86% menos que el año anterior, en lo que supuso el primer descenso en cinco años.

 

Por canal, las cadenas se mantienen, cada vez más, como las reinas del sector, con una cuota del 33,9%, seguidas por los híper y supermercados, con un 25,1%, y por las tiendas multimarca, cuyo peso ha descendido hasta el 17,4%.  Los outlets, por su parte, representan un 15,1% de las ventas del sector y los grandes almacenes, un 8,5%.

 

Tampoco hay cambios en el ránking de las principales categorías: la moda femenina se mantiene en primer lugar con la misma distancia respecto a la masculina, de cinco puntos porcentuales. En concreto, las ventas de ropa para mujer representaron el año pasado el 37,4% de la facturación del sector, mientras que para hombre ascendieron al 32,4%.

 

 

 

 

 

 

 

El textil hogar mantiene la tercera posición aunque continúa perdiendo cuota, hasta el 17,1%, frente al 17,5% del año pasado y el 21% que ostentaba antes de la crisis, mientras el niño se ha consolidado en el entorno del 13%.

 

Por comunidades autónomas, Madrid, Andalucía y Cataluña conservan el podio, con cuotas del 17,2%, del 16,2% y del 15,7%, respectivamente. Madrid arrebató a la comunidad catalana el oro el año pasado por primera vez, cuando Cataluña bajó de la primera a la tercera posición.