Entorno

Demanda “moderada” y menos gasto discrecional: las claves del Libro Beige de la Fed

Tres de los distritos aluden directamente a una ralentización de las ventas de moda, mientras que a escala nacional la Reserva Federal señala que “los hogares continúan trasladando el gasto de bienes discrecionales a alimentación”.

Demanda “moderada” y menos gasto discrecional: las claves del Libro Beige de la Fed
El Libro Beige de la Fed ha ido recogiendo en las últimas ediciones una creciente preocupación sobre una futura recesión.

Iria P. Gestal

8 sep 2022 - 04:59

Un piloto rojo se ha encendido en la primera potencia mundial. La última edición del Libro Beige de la Reserva Federal de Estados Unidos apunta a un continuado trasvase del gasto de bienes discrecionales a artículos esenciales, como la alimentación, con expectativas de que la demanda continúe moderándose en los próximos meses.

 

El documento, publicado ocho veces al año, recoge información cualitativa a partir de las entrevistas que realizan las doce filiales regionales del banco central estadounidense. Esta última edición hace referencia a los datos de agosto.

 

“La mayoría de los distritos reportaron que el gasto de los consumidores se mantuvo estable, y que los hogares continuaron trasladando el gasto de bienes discrecionales a alimentos y otros artículos esenciales”, resume la Fed.

 

 

 

 

Las expectativas son más pesimistas. “Las perspectivas de crecimiento económico futuro se mantuvieron, en general, débiles, y los contactos señalaron expectativas de una mayor moderación de la demanda durante los próximos seis a doce meses”, señala el banco central estadounidense.

 

Tres de los distritos aluden directamente a una ralentización de las ventas de moda, con distintos resultados. El banco central de Cleveland reporta que los retailers registraron ventas “más débiles, especialmente en artículos discrecionales”, ya que el aumento de precios de los alimentos y otros artículos esenciales “agotó” el dinero disponible en los hogares.

 

Además, recoge el comentario DE una compañía de distribución que señaló que los consumidores de bajos ingresos estaban distribuyendo sus compras para la vuelta al cole, en lugar de realizarlas todas juntas como es habitual: “primero, han comprado los básicos para el colegio, y probablemente más tarde comprarán la ropa”, apunta.

 

 

 

 

En Minneapolis, las ventas de ropa y lujo cayeron, mientras las de mobiliario y restaurantes se mantuvieron sólidas, y en San Francisco señalan que las ventas de “de moda y artículos duraderos, como vehículos y electrónica”, se moderaron “notablemente”.

 

El documento ha ido recogiendo en las últimas ediciones una creciente preocupación sobre una futura recesión. En la edición de mayo, tres distritos expresaron específicamente esta inquietud; en la de julio, fueron cinco, y en la de agosto siete distritos aluden directamente a él.

 

Respecto a la situación actual, la actividad económica ha permanecido sin variación respecto a julio: cinco distritos reportaron un crecimiento leve o modesto, y otros cinco señalaron una caída en los mismos términos.

 

La nota positiva continúa siendo el empleo, que creció a tasas moderadas en la mayoría de distritos. “Las condiciones generales del mercado laboral se mantuvieron difíciles, aunque casi todos los distritos destacaron alguna mejora en la disponibilidad de mano de obra, particularmente entre los contactos de servicios financieros, de construcción y de producción”, señala.

 

La mayoría de los distritos también registraron “aumentos de precios fuertes o robustos”. Alrededor de la mitad de los distritos mencionan que las empresas continuaron transfiriendo el aumento de costes a los clientes”, mientras que el resto mencionaron “algún rechazo” de los clientes a estas subidas, como compras de menor volumen o sustitución por marcas más baratas. Las encuestas en dos distritos fijaron los aumentos de precios en un rango de entre el 4% y el 5%.