Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Dic 201701:56

h Entorno

Colombia: cuánto y dónde se consume en un mercado en jaque para la moda en Latinoamérica

Colombia empieza a despertar algunos recelos en la moda internacional. El gigante francés del lujo LVMH, mayor hólding de marcas de alta gama del mundo, acaba de anunciar la marcha del país de su cadena de joyería Bulgari, aduciendo...
19 Abr 2016 — 12:00
C. De Angelis
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Colombia: cuánto y dónde se consume en un mercado en jaque para la moda en Latinoamérica

 

 

Colombia empieza a despertar algunos recelos en la moda internacional. El gigante francés del lujo LVMH, mayor hólding de marcas de alta gama del mundo, acaba de anunciar la marcha del país de su cadena de joyería Bulgari, aduciendo la mala situación económica por la que atraviesa su economía. La salida de la firma de lujo se suma al reciente anuncio del grupo chileno Ripley de que abandonará el mercado colombiano tras acumular pérdidas por valor de 27 millones de dólares en 2014.

 

¿Qué está pasando en el país? ¿Y cómo es el consumo de moda en uno de los principales mercados para el sector en Latinoamérica? Con una población de 46,7 millones de habitantes, Colombia moderará su crecimiento este año, del 3,1% de 2015 al 2,5%, según las últimas previsiones marcadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

Según datos de Inexmoda, la situación económica del país, afectada por la fortaleza del dólar, no ha impactado en el consumo de moda, al menos en los dos primeros meses del año. “Con un comportamiento creciente, tras la contracción presentada en el primer mes del año, la categoría de vestuario se recupera y alcanza cerca de tres puntos porcentuales en febrero, con compras por parte de los hogares colombianos por 1.040.000 millones de pesos (346,7 millones de dólares estadounidenses) y un crecimiento del 1,74% frente al mismo periodo de 2015”.

 

 

 

 

Las grandes ciudades colombianas, que generan la mayor parte del negocio de la moda del país, impulsaron las ventas en febrero. ¿Dónde se concentra el consumo?

 

Bogotá, capital también en consumo
Con una población de 7,98 millones de habitantes, la capital del país es también la ciudad donde las compras de vestuario tienen más volumen, con 390.073 millones de pesos (130 millones de dólares) en febrero. El gasto per cápita en la ciudad también es de los más elevados, con 44.680 pesos (14,9 dólares) en febrero, frente a la media nacional de 21.622 pesos por habitante.

 

Estas magnitudes confieren a Bogotá el 36,2% del mercado colombiano de productos de moda. En los dos primeros meses del año, la capital de Colombia acumula un consumo de moda por 727.068 millones de pesos (242 millones de dólares).

 

 

Medellín, a la zaga
La segunda ciudad en importancia es Medellín, con un gasto global de 108.509 millones de pesos (36,2 millones de dólares). Con poco menos de 2,5 millones de habitantes censados, la segunda ciudad de Colombia supera en poco la media de consumo por habitante en vestuario, llegando a 24.995 pesos (8,3 dólares).

 

Sede de grupos locales de importancia, como Offcorss o Cueros Vélez, Medellín copa el 10,1% del mercado colombiano de la moda, con un volumen que en los dos primeros meses del presente ejercicio llegó a 203.110 millones de pesos (67,7 millones de euros).

 

 

Cali, bronce en consumo
Situada más al oeste del país, Cali tiene un peso inferior al de Medellín para el mercado de la moda, a pesar de tener una población semejante, con 2,4 millones de habitantes. La ciudad llega sólo al 5,1% del mercado de la moda de Colombia, con ventas por 54.821 millones de pesos (18,3 millones de dólares) en febrero y un consumo por habitante de 19.120 pesos (6,37 dólares), inferior a la media nacional. Entre enero y febrero, las ventas de moda en la tercera ciudad de Colombia llegaron a 102.860 millones de pesos (34,3 millones de dólares).

 

En ventas por número de unidades, Cali fue la ciudad que más creció en febrero en Colombia, con un alza del 2,95% en relación al mismo periodo del año anterior, según destaca Inexmoda.

 

 

Barranquilla, 1,2 millones de habitantes

Tras las tres mayores urbes de Colombia, el consumo de moda en el país se reparte por ciudades de menor tamaño, como Barranquilla, situada en la costa atlántica, con 37.420 millones de pesos en vestuario en febrero para una población de 1,2 millones de habitantes. Se trata de una de las ciudades con un mayor consumo por habitante del país, con 26.512 pesos per cápita en febrero.

 

 

Bucaramanga, quinta ciudad para la moda

Pese a ser sólo la novena ciudad colombiana en población, con 528.000 habitantes, Bucaramanga se sitúa como el cuarto mercado del país para los productos de confección. Las ventas de productos de moda creció un 2,8% en febrero, hasta un valor global de 23.059 millones de pesos (7,7 millones de dólares) y un consumo medio de 21.730 pesos (7,2 dólares)

 

 

Otras urbes

Cartagena, con un consumo de moda por 20.149 millones de pesos en febrero (6,7 millones de dólares); Pereira, con 12.671 millones de pesos; Manizales, con 12.436 millones, y Cúcuta, con 10.710 millones son las otras cuatro ciudades de mayor importancia para la moda en Colombia.

 

 

Caída de las importaciones, subida de la industria local

Pese al leve incremento de las ventas en los dos primeros meses del año, los datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) de Colombia ponen en evidencia la moderación del consumo interno del país. Las importaciones de productos de textiles, prendas de vestir y cuero y calzado descendieron un 14,5% en enero, en comparación con el mismo mes del año anterior, tras haber registrado una contracción del 19% en el ejercicio precedente.

 

La mala evolución de las importaciones de vestuario está alineada, en realidad, con la evolución general de las compras colombianas de productos al exterior, que también fueron a la baja en 2015 y en el arranque de 2016.

 

En cambio, la moda local intensifica su actividad, beneficiada porque el cambio de divisas perjudica las importaciones. Por ejemplo, en febrero la producción de la industria colombiana de la confección aumentó un 10,7% interanual, y las ventas industriales lo hicieron un 7,3%.

Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...