Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Barcelona pierde posiciones entre las veinte ciudades más caras del mundo

La capital catalana se ha situado en el número 16 de entre las ciudades donde es más caro vivir, bajando una posición frente a 2021, según el Global Wealth and Lifestyle Report de Julius Baer. En cabeza se sitúa, igual que el año pasado, Shanghái.

Modaes

15 jun 2022 - 14:00

Barcelona pierde posiciones entre las veinte ciudades más caras del mundo

 

 

Barcelona, más barata que hace un año. La capital catalana se ha situado en el puesto número 16 de entre las ciudades más caras del mundo, una posición por debajo de la que ostentaba en 2021, según el Global Wealth and Lifestyle Report de Julius Baer.

 

El oro se lo ha llevado Shanghái, igual que en el previo informe, pero es una de las pocas ciudades que no ha modificado su puesto este año. El resto de posiciones se han descolocado: Londres ha escalado seis puestos, hasta situarse en la plata, y Tokio se ha desplomado otros seis números, hasta el octavo, principalmente a causa de la debilidad del yen. Por otro lado, Sao Paulo se ha catapultado nueve puestos, quedando en la posición 12. En el extremo opuesto, las ciudades más baratas para vivir son Yakarta, Manila y Bombay.

 

El incremento de los costes de vida ha causado que los más ricos se planteen sus hábitos de consumo y sus prioridades”, explica el informe de Julius Baer. A pesar de los cambios, Asia continúa siendo el continente con más peso en el ránking y América no lista ninguna ciudad entre las diez más caras del mundo.

 

Con todo, el índice advierte de que las ciudades asiáticas “podrían perder atractivo a causa de los estrictos confinamientos y otras restricciones por las políticas Covid Cero, que tenían más sentido durante el estallido de la pandemia”.

 

 

 

 

Durante el periodo tomado por Julius Baer para llevar a cabo este estudio, entre abril de 2021 y abril de 2022, los costes de vida a escala global subieron un 7,5%. El 75% de los artículos medidos por la compañía aumentó su etiqueta, pero el fenómeno fue más notable en artículos tecnológicos.

 

En concreto, el precio de los artículos tecnológicos se disparó un 41%, mientras que el de un coche cayó un 9,5%. La joyería también redujo su etiqueta con una caída del 1,6%, pero los bolsos de mujer aumentaron sus precios lo aumentó un 1,8%, el calzado femenino subió un 3,6% y el traje de hombre engordó su etiqueta un 3,8%.

 

El Global Wealth and Lifestyle Report de Julius Baer prevé que, en veinte años, las ciudades europeas mantengan relativamente los mismos puestos que ahora y no experimenten una gran inestabilidad. Oriente Próximo, por su parte, sí podría dar un vuelco al ránking y la compañía espera la llegada de Dubái entre las ciudades más caras del mundo próximamente. Se estima que Bombay también continúe aumentando su coste de vida, además de Seúl.

 

El Julius Baer Lifestyle Index se basa en una cesta de 72 productos de consumo y ocho servicios cuyos precios se evalúan durante un año en 24 grandes ciudades. Moscú ha sido eliminada del estudio este año.