Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Renatta&Go da el salto internacional y ambiciona 50 millones de euros en ventas en 2025

La empresa madrileña, liderada por Jacobo Ariza, cerró 2021 con unos ingresos de 12,5 millones de euros, por encima de sus previsiones originales. Renatta&Go está en plena expansión con retail a través de tiendas a pie de calle y corners.

I. C.

24 may 2022 - 04:55

Más brick y más internacional. Estos son los dos pilares de crecimiento de Renatta&Go para los próximos cuatro años, cuando prevé que sus ventas se multipliquen hasta cincuenta millones de euros en 2025, según adelanta Jacobo Ariza, director general de la compañía madrileña, a Modaes.es.  En 2022, las previsiones de la empresa son que sus ingresos lleguen a veinte millones de euros, cerca del doble de lo que facturó en 2021, cuando su cifra de negocio se situó en 12,5 millones de euros, medio millón de euros por encima de sus previsiones originales.  La empresa de moda femenina, fundada en 2011, ha centrado su crecimiento en los últimos años en ampliar su presencia con retail y no prevé frenar esta estrategia en el futuro. “Ahora que el efecto de la pandemia se va mitigando y aumenta el tráfico en la calle, nuestras tiendas han empezado a funcionar como Dios manda”, describe Ariza.     Renatta&Go prevé facturar veinte millones de euros este año después de cerrar 2021 con 12,5 millones de euros     En el último trimestre de 2021, Renatta&Go abrió nuevos establecimientos en El Corte Inglés de Goya y Sanchinarro (Madrid), Nervión (Sevilla) y Bilbao. Este año, la empresa ya se ha instalado en los grandes almacenes de Palma y, la semana que viene, abrirá en el establecimiento de El Corte Inglés en Murcia. A finales de 2022, la compañía entrará en los grandes almacenes de Diagonal (Barcelona) y abrirá un local en el centro comercial Caleado de Madrid.  Además, Renatta&Go también ha ampliado su red de distribución a pie de calle. La compañía ha abierto dos nuevos flagship stores en los últimos meses, uno en el número 27 de la calle Ayala (Madrid) y un segundo en el número 22 de la calle Jorge Juan (Valencia), ambas ubicaciones prime.  El local madrileño cuenta con una superficie de 250 metros cuadrados, mientras que el valenciano se queda ligeramente por debajo de los doscientos metros cuadrados de área. La empresa también ha estrenado una nueva imagen de tienda con una estética “más diáfana, más limpia y con más vegetación”,explica. Actualmente, la compañía cuenta con 22 puntos de venta, doce de ellos corners en El Corte Inglés.     Renatta&Go ha abierto dos ‘flagship stores’ en Madrid y Valencia     Renatta&Go sólo está presente en España y sus ventas en el extranjero son residuales. Después de potenciar su presencia con retail en España, la compañía madrileña se lanzará a la internacionalización abriendo un ecommerce para el mercado francés. En 2021, la empresa tenía planes de entrar en Portugal y México a través de puntos de venta físicos, pero estos planes se han pausado indefinidamente.  Para acompañar este crecimiento, Renatta&Go trasladará su planta logística al barrio de San José de Valderas, en Madrid, a un edificio de ochocientos metros cuadrados de superficie. Actualmente, la empresa operaba en un centro de cerca de 450 metros cuadrados en Ventorro del Cano (Santander). El movimiento, que incluye renovación y digitalización de la maquinaria, ha supuesto una inversión de 100.000 euros.

 

 

Más brick y más internacional. Estos son los dos pilares de crecimiento de Renatta&Go para los próximos cuatro años, cuando prevé que sus ventas se multipliquen hasta cincuenta millones de euros en 2025, según adelanta Jacobo Ariza, director general de la compañía madrileña, a Modaes.es.

 

En 2022, las previsiones de la empresa son que sus ingresos lleguen a veinte millones de euros, cerca del doble de lo que facturó en 2021, cuando su cifra de negocio se situó en 12,5 millones de euros, medio millón de euros por encima de sus previsiones originales.

 

La empresa de moda femenina, fundada en 2011, ha centrado su crecimiento en los últimos años en ampliar su presencia con retail y no prevé frenar esta estrategia en el futuro. “Ahora que el efecto de la pandemia se va mitigando y aumenta el tráfico en la calle, nuestras tiendas han empezado a funcionar como Dios manda”, describe Ariza.

 

 

 

 

En el último trimestre de 2021, Renatta&Go abrió nuevos establecimientos en El Corte Inglés de Goya y Sanchinarro (Madrid), Nervión (Sevilla) y Bilbao. Este año, la empresa ya se ha instalado en los grandes almacenes de Palma y, la semana que viene, abrirá en el establecimiento de El Corte Inglés en Murcia. A finales de 2022, la compañía entrará en los grandes almacenes de Diagonal (Barcelona) y abrirá un local en el centro comercial Caleido de Madrid.

 

Además, Renatta&Go también ha ampliado su red de distribución a pie de calle. La compañía ha abierto dos nuevos flagship stores en los últimos meses, uno en el número 27 de la calle Ayala (Madrid) y un segundo en el número 22 de la calle Jorge Juan (Valencia), ambas ubicaciones prime.

 

El local madrileño cuenta con una superficie de 250 metros cuadrados, mientras que el valenciano se queda ligeramente por debajo de los doscientos metros cuadrados de área. La empresa también ha estrenado una nueva imagen de tienda con una estética “más diáfana, más limpia y con más vegetación”,explica. Actualmente, la compañía cuenta con 22 puntos de venta, doce de ellos corners en El Corte Inglés.

 

 

 

 

Renatta&Go sólo está presente en España y sus ventas en el extranjero son residuales. Después de potenciar su presencia con retail en España, la compañía madrileña se lanzará a la internacionalización abriendo un ecommerce para el mercado francés. En 2021, la empresa tenía planes de entrar en Portugal y México a través de puntos de venta físicos, pero estos planes se han pausado indefinidamente.

 

Para acompañar este crecimiento, Renatta&Go trasladará su planta logística al barrio de San José de Valderas, en Madrid, a un edificio de ochocientos metros cuadrados de superficie. Actualmente, la empresa operaba en un centro de cerca de 450 metros cuadrados en Ventorro del Cano (Boadilla de Monte). El movimiento, que incluye renovación y digitalización de la maquinaria, ha supuesto una inversión de 100.000 euros.