Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

New Balance prevé recuperar niveles pre-Covid en España este año tras entrar en pérdidas en 2020

Alfico, la filial en España de la compañía estadounidense, cerró el ejercicio 2020 con una facturación de 53,3 millones de euros, un 31,1% menos que el año anterior. Los datos no incluyen el negocio online.

I. P. G.

17 dic 2021 - 05:00

New Balance prevé recuperar niveles pre-Covid en España este año tras entrar en pérdidas en 2020

 

 

New Balance se apoya en su categoría estrella para volver a crecer. La compañía estadounidense, que opera en España a través de la sociedad Alfico, prevé recuperar este año los niveles previos a la pandemia en el mercado español, apalancándose en el negocio del running. En 2020, la filial redujo sus ventas un 31,1% (excluyendo el canal online) y entró en pérdidas, con unos números rojos de 1,1 millones de euros.

 

New Balance entró en España en 1980 de la mano de la distribuidora gallega Alfico. En 2016, tras años de intenso crecimiento, la matriz estadounidense tomó el control de su negocio en el mercado español.

 

La racha se rompió en 2018, cuando la filial volvió a crecer, pero redujo notablemente su rentabilidad. En 2019, la empresa puso fin a más de una década de crecimiento de ventas y anotó un descenso del 15%, perdiendo la barrera de los ochenta millones de euros.

 

En 2020, la compañía facturó 53,3 millones de euros, frente a los 77,4 millones de euros del año anterior, según las últimas cuentas de Alfico depositadas en el Registro Mercantil. Los datos no incluyen el negocio online, que se gestiona en toda Europa desde Holanda.

 

 

 

 

La empresa atribuye la bajada de su rentabilidad desde 2018 a unos “cambios organizativos derivados de la estrategia de la matriz”, a los que se ha añadido en el último año el impacto del Covid-19. “En todo caso -adelanta-; la compañía está tomando una serie de medidas para corregir dichos impactos en márgenes en el próximo ejercicio, y sobre todo a partir del ejercicio 2022”.

 

En cuanto a la facturación, Alfico justifica que “las decisiones estratégicas de la matriz al respecto de las cancelaciones de final de año y de no adelantar servicios de futuras temporadas, resultaron en un mayor impacto en la cifra de negocios de la marca a nivel global”. Si se hubieran adelantado esos servicios, el ejercicio se habría cerrado “prácticamente en punto muerto”.

 

En el informe de gestión, firmado en noviembre, New Balance anticipa una recuperación hasta niveles prepandemia este mismo año. También se espera un crecimiento de las ventas de la marca “a través de operadores paneuropeos que operan principalmente en España (…), aunque estos al ser de gestión directa a través de sus territorios de origen no impactarán directamente en la cuenta de explotación de la compañía en España”, señala.

 

New Balance volverá a centrarse en su categoría estrella, el running, en la cual logró aumentar su cuota de mercado en 2020, y seguirá reforzando el textil y el outdoor/trail. También potenciará la comunicación en categorías como el fútbol o el baloncesto, que son, señala la empresa, “relevantes para el público objetivo de la marca”, pero “no implican un retorno directo en la facturación”.

 

 

 

 

Tras las restricciones impuestas en 2020, la compañía presentó en abril un expediente de regulación de empleo (Erte) parcial que afectó a prácticamente toda la plantilla, y que se levantó en agosto.

 

También se contrataron dos pólizas de crédito avaladas por el Instituto de Crédito Oficial (ICO): una con el banco Sabadell, con un límite de un millón de euros, y otra con Bbva, con un límite también de un millón de euros.

 

La compañía está inmersa en un proceso judicial tras decidir romper su acuerdo con Experience Store Group, que gestiona la red de tiendas de New Balance en la Península Ibérica desde hace diez años. Experience Store Group ha demandado a New Balance, alegando que la marca estadounidense había dado a entender que el contrato se extendería hasta, por lo menos, 2025. New Balance opera en España con una veintena de tiendas y presencia en el canal multimarca.