Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 May 201815:33

¡¡Boom!!

 

 

¡¡Boom!! Algunos de los que estáis leyendo estas líneas, sabéis que en Modaes.es nos gusta mucho el metatexto. Abusando de este recurso una vez más, el título de este primer editorial del año hace referencia a nuestra felicitación del ejercicio 2018. “¡¡Boom!! Cuando todo falla, mejor empezar de cero. 2018, un año por escribir”, rezaba la creatividad que habréis recibido por correo postal, por email o por redes sociales. Y es que, en muchos sentidos, 2017 es un año para olvidar.

 

Como cada fin de año, hace ya varias semanas que empezamos a hacer memoria de lo que había sucedido a lo largo de 2017. Y, la verdad, resultó ser un año de lo más movido, para lo bueno y para lo malo.

 

Mientras España se recupera de la crisis económica y los indicadores macro comienzan a insuflar gasolina en el país, las tensiones políticas asolaron el país poniendo sobre la mesa el impacto más duro del movimiento por la independencia de Cataluña. En 2017, España vivió también en sus propias calles el impacto del terrorismo, con las Ramblas de Barcelona y la ciudad tarraconense de Cambrils azotadas por el fanatismo yihadista.

 

Y todo ello en un momento complicado para el consumo de moda. Mientras el consumo minorista general no pierde el ritmo, el de moda lo hace mes a mes. ¿Es que la gente ya no quiere comprar ropa? Quizás las prioridades estén empezando a cambiar.

 

Las tres mayores empresas de moda en España atravesaron un año agitado. El gigante Inditex vio debilitarse su margen y comenzó a modificar su modelo por el impacto de la Red, al tiempo que finalizó el ejercicio con un movimiento poco frecuente: el relevo del director de una de sus cadenas. Mango, por su parte, mantiene la plata del sector, pero en 2017 se confirmó el presagio que los expertos advertían desde hace varios ejercicios: el grupo presidido por Isak Andic entró en números rojos. Y el tercero en discordia, en cambio, vivió un ejercicio complejo a la par que dulce: tras meses de negociaciones, CVC y Pai recuperaron la confianza en Grupo Cortefiel y compraron a Permira su participación, movimiento que da oxígeno a un grupo en plena transformación. Todo ello sin olvidar al gigante patrio de los grandes almacenes, El Corte Inglés, que en 2017 vivió su particular procés con las hermanas Álvarez orquestando un golpe para hacerse con el control.

 

La operación corporativa de Grupo Cortefiel y, sobre todo, la de Pronovias (que en 2017 fue adquirida por BC Partners) marca el inicio de la concentración y el tamaño en el negocio español de la moda, una condición sin la cual será cada vez más difícil competir en el entorno actual.

 

El ejercicio 2017 dejó también grandes movimiento en otros sectores que impactarán, necesariamente, en la moda. La adquisición de la cadena de supermercados Whole Foods por parte de Amazon fue, sin duda, una de las noticias más importantes de 2017, que abre la puerta a posteriores operaciones en el negocio de la moda, donde Amazon toma posiciones con fuerza. Sin olvidar, por supuesto, los avances tecnológicos en robótica, nuevos materiales o inteligencia artificial, recursos cada vez más utilizados por un negocio tan tradicional como el de la moda.

 

En 2017 también nos despedimos de personas relevantes en el sector, como Azzedine Alaïa, Pierre Bergé o Davidelfín, además de Carlos Delso, el sabio de la moda más querido por Modaes.es.

 

Por eso, como decía al principio del texto, hay veces que es mejor mirar hacia adelante y pensar en el año que nos queda por escribir. Seguro que 2018 será importante para la moda y seguro que la moda será importante en 2018.

i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...