Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Las gafas Meller viajan de Kuala Lumpur a Conector para ‘embelesar’ a los inversores

Modaes

7 dic 2015 - 04:40

Meller se hace un hueco en el mercado de gafas de sol. La start up catalana ha abierto una ronda de financiación para obtener recursos para crecer y competir en el mercado con otras marcas como Hawkers  o Northweek. El objetivo de la compañía para 2016 pasa por alcanzar los dos millones de euros en ventas.

 

La empresa, creada en 2014, ha logrado atraer a inversores como Carlos Blanco, empresario pionero en el sector de Internet fundador de empresas como Akamon y Grupo ITNet, y David Tomas, experto en publicidad y márketing online, a través de la aceleradora Conector. En 2015, la compañía prevé llegar a medio millón de euros en ventas de gafas, que distribuye exclusivamente por Internet, mientras inicia la venta de relojes. Actualmente, el principal mercado de la empresa es el español y el europeo, si bien espera en los próximos meses llegar a países como Australia y gran parte de Latinoamérica.

 

Al finalizar sus estudios en Esade en 2013, Sergi Benet, Borja Nadal y Marco Grandi decidieron emigrar a Kuala Lumpur para perfeccionarse en una incubadora de star tups. “Éramos treinta mentes europeas en una misma casa tratando de fundar nuestros propios negocios”, cuenta Sergi Benet. En esa incubadora, los estudiantes tenían dos opciones: sumarse a proyectos que ya estaban en marcha o fundar su propia compañía. Finalmente, la lanzadera de start ups rechazó su proyecto. Benet, Nadal y Grandi propusieron crear una marca de gafas de sol personalizadas por su cuenta y así surgió Meller. “Queríamos hacer gafas de sol de moda a precios bajos”, sostiene Benet.

 

La alta competencia y los precios bajos en el segmento de las gafas de sol les disuadieron de intentar penetrar en el mercado asiático, pero decidieron montar su negocio en España. En mayo de 2014, los tres emprendedores crearon Meller y lanzaron el sitio web para comercializar sus gafas, cuyo precio medio ronda los treinta euros.

 

A comienzos de 2015, los fundadores decidieron buscar financiación externa. “Queríamos vincularnos a una aceleradora y como las ventas iban tan bien, Connector contactó con nosotros”, recuerda Benet. Carlos Blanco y David Tomas son algunos de los inversores vinculados hoy en día a Meller. La inversión inicial realizada por los tres socios fundadores fue de 15.000 euros.

 

Actualmente, la start up busca otros 300.000 euros para continuar su desarrollo con gafas y su nueva línea de relojes. Meller se dirige a un público joven, aventurero y que desea estar a la moda sin preocuparse por el precio. Meller cuenta hoy en día con siete empleados: sus tres socios fundadores, un encargado del diseño de las gafas, dos dedicados al márketing y un community manager