Back Stage

El mercado de alquiler de prendas coge carrerilla y crecerá un 19% anualmente hasta 2026

Según GlobalData, el mercado de alquiler de prendas de ropa, calzado y accesorios generó un valor de 4.900 millones de dólares en 2022 y continuará acelerando en los próximos años, impulsado por la moda de mujer, que ha superado a la de hombre en cifra de negocio.

El mercado de alquiler de prendas coge carrerilla y crecerá un 19% anualmente hasta 2026
Asia Pacífico tiene la cuota de mercado más alta en el mercado de alquiler de prendas de vestir en 2022.

M. Niza

11 ene 2023 - 05:00

El sector de la moda experimenta. En los últimos años, han surgido nuevos modelos de negocio en el sector vinculados a la sostenibilidad, pero hay uno que promete convertirse en uno de los negocios clave en los próximos años: el alquiler de prendas. Según un informe de la consultora GlobalData, este mercado generó 4.900 millones de dólares en 2022 y se prevé que siga creciendo en los próximos años, registrando un alza anual del 19% hasta 2026. 

 

Asia Pacífico tiene la cuota de mercado más alta en el mercado de alquiler de prendas de vestir en 2022, donde destacan especialmente en Japón y Corea del Sur. Aunque la cuota de mercado de alquiler de prendas de vestir de Europa disminuyó entre 2016 y 2022 debido a los impactos de la pandemia, se prevé que el continente se convierta en el mercado de mayor crecimiento hasta 2026. 

 

 

 

 

En el conjunto del mercado de alquiler de moda, las prendas de ropa son la categoría líder, por encima de accesorios y calzado. En 2018, la moda de mujer superó a la de hombre en cuota de mercado, y desde entonces se ha mantenido al alza.  

 

En los últimos años, plataformas especializadas en alquiler de prendas como Rent the Runway, Hirestreet, Hurr, Circos, Moss Bros y airCloset han acelerado su crecimiento a medida que aumentaba la popularidad de este modelo de negocio entre los consumidores.

 

Por otro lado, los grandes de la distribución de moda también han querido hacerse con un trozo del pastel. H&M ha sido uno de los pioneros en el alquiler de prendas en los últimos años. En noviembre de 2022, el grupo llevó su servicio de rental a uno de sus flagship stores en Londres.

 

 

La moda toma posiciones ante nuevos modelos

 

En el establecimiento, los clientes podrán alquilar prendas de fiesta como trajes, vestidos de noche y accesorios con un precio de entre 12,99 libras y 49,99 libras. La compañía también permitirá a los consumidores pedir cita para probarse artículos en tienda antes de comprar o alquilarlos. &OtherStories, cadena propiedad del grupo sueco, se alió en julio de 2022 con la plataforma británica Hurr para entrar en el alquiler de prendas.

 

A su vez, la compañía gallega de moda, Roberto Verino, lanzó el año pasado Black Label, una nueva plataforma de alquiler de prendas y piezas de pasarela. A este nuevo mercado también se sumó Escada en 2021: la compañía alemana puso en alquiler sus colecciones a través de la start up española Pislow.

 

El alquiler de prendas no es el único modelo de negocio poco convencional que la pandemia ayudó a popularizar y que mantendrá su empuje en los próximos años. La segunda mano duplicará su tamaño actual ascendiendo hasta los 84.000 millones de dólares en 2030, según un informe elaborado por la compañía ThredUp junto a GlobalData.