Entorno

Las pequeñas empresas y los trabajadores cualificados, los que más sufrirán la subida de tipos

Las decisiones tomadas en Frankfurt ayer afectarán con más fuerza a las empresas pequeñas, pero también frena la subida de sueldo de los trabajadores con un nivel más elevado de estudios.

Las pequeñas empresas y los trabajadores cualificados, los que más sufrirán la subida de tipos
En España, desde la última actualización el pasado enero, se encuentra en mil euros en catorce pagas a lo largo del año, pero es una regulación que solo existe en quince de los diecinueve países del euro.

M. Tamayo

28 oct 2022 - 05:00

Los tipos impactan en la nómina. El incremento del precio del dinero afecta en mayor medida en las nóminas de los trabajadores más cualificados, aunque también son los más beneficiados cuando los tipos de interés van a la baja. Otros grandes afectados del aumento del precio del dinero serán las pequeñas y medianas empresas, según el informe del Banco Central Europeo (BCE) ¿Qué trabajadores se ven más afectados por los cambios en el tipo de interés oficial?

 

Cuando el escenario es el contrario y los bancos centrales bajan los tipos de interés para evitar la deflación, los jóvenes y los trabajadores de pequeñas empresas son los que más afectados se ven en horas trabajadas y aumentos salariales. 

 

Aunque también están entre los más afectados durante las subidas de tipos de interés oficiales”, admite la entidad, que califica a estos grupos como los más susceptibles a los cambios en el precio del dinero, “aumentan más los salarios después de una bajada de tipos que las empresas más grandes”. Y cuanto más joven es la empresa, más proclive será a realizar cambios una vez se modifique su política monetaria. Ayer mismo, el BCE subió los tipos de interés hasta el 2%, niveles que no había alcanzado desde 2009. 

 

 

 

 

Otro efecto de la política monetaria es el de homogeneizar los salarios. “Dado que los trabajadores de las empresas más pequeñas y jóvenes tienden a ganar salarios más bajos, los recortes de los tipos de interés reducen la diferencia salarial entre las empresas”, apuntan desde el BCE.

 

En el mercado español, con 2,9 millones de pequeñas y medianas empresas (pymes), la creación de empleo se moderó en el tercer trimestre del año, según datos publicados ayer en la Encuesta de Población Activa (EPA). Por sectores, se creó empleo de manera significativa en la industria y los servicios, aunque menos que en el trimestre anterior, según el análisis de CaixaBank.

 

El ralentizamiento de la creación de empleo se produce a la vez que la pérdida de poder adquisitivo. España es el cuarto país de la Unión Europea que menos suben los salarios, sólo un 2,6%, incluso pro debajo de la media europea, que se encuentra en un 4,1%. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), España será uno de los países que pierda más poder adquisitivo los próximos años a causa de la crisis, hasta un 6,4%.

 

Una de las herramientas por la que ha apostado Europa para hacer frente al aumento del coste de vida es la del salario mínimo. En España, desde la última actualización el pasado enero, se encuentra en mil euros en catorce pagas a lo largo del año, pero es una regulación que solo existe en quince de los diecinueve países del euro.