Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

El 70% del comercio de Barcelona ha reducido sus ventas en el primer trimestre del año

C. Pareja

10 abr 2012 - 13:18

El ejercicio 2012 continuará siendo un año duro para el comercio minorista. Durante los tres primeros meses del año, el 70% de los comercios minoristas en Barcelona han visto reducidas sus ventas drásticamente. La caída de las ventas de estos establecimientos ha sido del 20%, algo que ha obligado a estos negocios a adelantar el periodo de rebajas y promociones un mes.

 

Según el estudio Indicadores de Comercio de Barcelona, elaborado por la escuela de negocios Esade y la Fundación Barcelona Comerç, el pequeño comercio se encuentra en un punto de inflexión y en la búsqueda de una nueva estrategia para frenar la caída de las ventas.

 

Los comerciantes no tienen una visión de futuro esperanzadora y el 50% cree que su negocio continuará estancado durante todo el año. Por otro lado, un 36% cree que la actitud del consumidor será menos activa que en 2011 frente a un 22,6% que se muestra optimista y espera que incrementen sus ventas.

 

El estudio, además de mostrar la caída del consumo que se está experimentando en la capital catalana, también muestra un incremento en la competencia, sobre todo en lo que hace referencia a las ofertas, impulsadas por las grandes cadenas de moda, en cuanto al sector textil, y grandes almacenes.

 

Por sectores, equipamiento de las personas, donde se incluye moda y complementos, copa el 21,59% del total de establecimientos que hay repartidos por la ciudad de Barcelona. Los comerciantes que han sido encuestados para realizar el estudio opinan que el consumidor de moda es uno de los que más ofertas busca y más compara precios.

 

La previsión del comercio minorista es pesimista. Un 43,4% de los encuestados piensa que el consumidor no cambiará durante el próximo año, mientras que un 20% SOSTIENE que la actuación del cliente será más activa en sus tiendas durante 2013.

 

Un 60% opina que los precios se mantendrán y que seguirá primando la lucha de precios y un consumidor que busca la oferta. “Nos parece que todo se ha desencadenado con la crisis, pero la sensibilidad del consumidor en cuanto al precio hace ya diez años que está cayendo”, asegura Josep-Francesc Valls, catedrático del departamento de dirección de márketing de Esade.

 

Rebajas sin calendario

 

Sólo un 24,7% de los comerciantes minoristas ha hecho rebajas en el periodo estipulado por la ley, mientras los demás se han adelantado para poder repartir las ventas durante todo el año con descuentos y promociones.

 

Las promociones y las ofertas están siguiendo una tendencia, que no sólo ha adoptado el comercio minorista sino que también las grandes cadenas, de desestacionalizar la época de rebajas y repartirla durante todo el año, aunque se deban hacer promociones con productos de temporada.

 

El comercio minorista en Barcelona está recibiendo presión por parte de los clientes, ya que el consumidor demanda precios más bajos. El 62,4% de los profesionales encuestados aseguran que es una tendencia que seguirá durante el próximo año, ya que el precio, aunque sigan existiendo clientes de valor, es lo que prima en una época como a la que se enfrenta el sector en estos momentos, según el informe.