Empresa

Sanjo acelera en España y apunta a 150 puntos de venta y un millón de euros en 2024

La histórica compañía portuguesa de calzado, que recientemente puso en marcha su relanzamiento en el país luso y su entrada en el mercado español, planea estar presente en cuarenta establecimientos en el país en 2023.

Sanjo acelera en España y apunta a 150 puntos de venta y un millón de euros en 2024
Sanjo comercializa su producto en una red de 23 puntos de venta en España y estima que esta cifra se duplique hasta cuarenta establecimientos el año que viene.

I. Carmona

7 sep 2022 - 05:00

Sanjo quiere acercarse al cliente español. La empresa portuguesa de calzado centrará su crecimiento en España a través del canal multimarca y prevé multiplicar su presencia en el país hasta estar presente en 150 establecimientos en 2024. El mismo año, la compañía planea que su facturación en España cruce la barrera del millón de euros, según adelantan desde la empresa a Modaes.

 

Actualmente, Sanjo comercializa su producto en una red de 23 puntos de venta en España y estima que esta cifra se duplique hasta cuarenta establecimientos el año que viene, siempre y cuando “la crisis no nos pase factura”, argumentan desde la empresa. De momento, la apertura de tiendas propias no está en los planes de la compañía, que también opera en España con su web online.

 

Este año, la empresa prevé que sus ventas totales en la Península Ibérica se sitúen en 2,2 millones de euros, tal y como adelantó Modaes. Aunque, en Portugal, Sanjo cuenta con un recorrido de nueve décadas a sus espaldas, en España, la marca nunca ha estado presente hasta ahora.

 

 

 

 

Otros de los planes de desarrollo de la empresa para 2023 también es lanzar su primera línea de moda urbana y entrar en el mercado infantil poniendo en venta una colección de prendas para niño, aunque la compañía sólo está tanteando esta estrategia.

 

Para aumentar la visibilidad de la marca, que emprendió su relanzamiento en Portugal en 2019 y se lanzó en el país vecino el año pasado, Sanjo ha abierto pop ups en los establecimientos de El Corte Inglés en el mercado portugués en Lisboa y Gaia. “Nos interesa El Corte Inglés especialmente por el cliente español”, apunta la compañía.

 

Sanjo se originó hace casi noventa años en São João da Madeira, bajo el nombre de Compañía Industrial de Chapelaria, una fábrica de zapatillas abierta en 1933 que se convirtió en la marca comercial Sanjo en 1936.

 

La firma tomó el nombre del equipo de fútbol Asociación Deportiva Sanjoanense y, en las décadas de los cuarenta y los cincuenta, se estableció como la marca de zapatillas de referencia de Portugal. Sanjo se vio impulsada por la política proteccionista del Estado Novo, que prohibía las importaciones e impidió la entrada de otras marcas de zapatillas que, en ese momento, crecían en el resto de Europa.

 

 

sanjo pop up eci lisboa 980x500

 

 

En las siguientes décadas, Sanjo continuó aumentando su cuota de mercado en Portugal hasta que, en 1974, acabó el régimen dictatorial de António de Oliveira Salazar y, con él, las políticas que habían protegido a la marca de gigantes como Reebok, Nike y Adidas. El mercado portugués se abrió al extranjero y Sanjo desapareció en 1996, con la liquidación de Compañía Industrial de Chapelaria.

 

Este no es el primer intento de relanzamiento de la firma portuguesa. Un año después de su cierre, Sanjo fue comprada a través de una subasta y los nuevos dueños de la firma trataron de recuperar sus primeros modelos, aunque su actividad comercial fue escasa.

 

No fue hasta 2010 cuando la marca pasó a manos de un grupo de empresarios con sede en Braga, M2BWear, que la relanzó formalmente unos años después. Actualmente, la empresa portuguesa de sneakers está presente, además de en la Península Ibérica, en Serbia, Israel y Japón. En total, la compañía cuenta con una red de setenta clientes y comercializa su producto en 146 puntos de venta a escala internacional