Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Rabat cambia de planes en Paseo de Gracia y ultima ahora la apertura de un edificio corporativo junto a La Pedrera

Custodio Pareja/ Pilar Riaño

28 ene 2014 - 05:00

Rabat cambia de opinión en Paseo de Gracia. Tras llegar a un acuerdo para alquilar dos locales del número 37 de Paseo de Gracia, en Barcelona, la compañía catalana Rabat, especializada en distribución de alta joyería, ha deshecho la operación y última ahora el alquiler de un edificio situado en el número 94 de la vía barcelonesa, junto a La Pedrera. Según fuentes del sector inmobiliario, Rabat alquilará este edificio para instalar sus oficinas y un buque insignia de la compañía.

 

La empresa, presidida por el empresario Esteban Rabat, ultima la firma del alquiler del número 94 de Paseo de Gracia. Según fuentes del sector inmobiliario, la renta mensual que pagará Rabat por este emplazamiento será de 120.000 euros mensuales, y contará con 2.583 metros cuadrados repartidos en seis plantas, en las que se ubicarán las oficinas de la compañía y un establecimiento de tres plantas. El contrato, que se firmará por veinte años, se revisará cada cinco años, según fuentes cercanas a la operación.

 

El edificio es propiedad la familia Gallardo, principal accionista del laboratorio farmacéutico Almirall, que opera en sector inmobiliario con sus vehículos inversores Landon Investsments, Grupo Revelam, Genil Aran o Win, entre otros. Hasta ahora, el local comercial que alberga el edificio había estado ocupado por la heladería Farggi, propiedad del empresario Jesús Farga. Fuentes de Rabat han asegurado a Modaes.es que la firma está prevista para los próximos días.

 

Rabat, que cuenta con ocho tiendas en toda España en ciudades como Barcelona, Madrid y Valencia, llegó a un acuerdo el pasado octubre para alquilar los dos locales ubicados en el número 37 de Paseo de Gracia, ocupados actualmente por el restaurante Tenorio  (propiedad del grupo Cacheiro) y por una oficina de Banesto.

 

“Finalmente, por un malentendido entre ambas partes, la operación no siguió adelante. Por este motivo, Rabat ha decidido buscar otro emplazamiento para llevar a cabo su proyecto”, explican fuentes cercanas a la operación.

 

Rabat, que vende joyas y relojes de un gran número de marcas de primer nivel en sus establecimientos, usará este nuevo punto de venta para crear un espacio multimarca. La compañía cuenta con dos tiendas más en el paseo barcelonés, ubicadas en el número 59 y 99 de la vía. Este último fue adquirido en 2012 por la familia Tous, también especializados en joyería, a modo de inversión.

 

Rabat, que inició su trayectoria en el municipio de Badalona, se ha convertido en uno de los principales referentes en joyería de Barcelona. Entre las exclusivas marcas que comercializa Rabat figuran Audemars Piguet, Vacheron Constantin y Hublot.  La compañía también distribuye sus creaciones propias a través de los grandes almacenes El Corte Inglés.

 

La compañía sigue la estela de un gran número de compañías del sector del lujo que se reubican en las principales ciudades del mercado español. Una de las operaciones más recientes la ha protagonizado Montblanc, propiedad del grupo RichemontLa compañía trasladará sus oficinas de Barcelona a Madrid, tal y como adelantó Modaes.es el pasado diciembre.

 

Este movimiento, según fuentes cercanas al proceso, se debe a “una optimización de recursos” que Richemont, propietario de la enseña, quiere llevar a cabo en España. De este modo, el grupo gestionará todas sus marcas en el país desde sus oficinas centrales en Madrid.