Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Luxottica pierde la licencia de Valentino a partir de junio de 2022

El grupo italiano de óptica ha anunciado que el próximo junio, tras cinco años, finalizará el acuerdo de licencia con la marca Valentino, debido a un nuevo acuerdo de la firma de lujo con el grupo suizo de óptica Akoni.

Modaes

3 dic 2021 - 12:18

Luxottica pierde la licencia de Valentino a partir de junio de 2022

 

 

Luxottica pierde a Valentino. El gigante italiano de óptica, que controla desde este año al grupo francés GrandVision, ha anunciado que el próximo 30 de junio de 2022 su acuerdo de licencia para diseñar, producir y distribuir monturas de gafas graduadas y de sol en todo el mundo bajo la marca Valentino llegará a su fin.

 

Tras cinco años de acuerdo comercial, ambas empresas seguirán considerando seguir colaborando en el futuro, según ha anunciado Luxottica en un comunicado. El motivo principal del cese del acuerdo es el nuevo contrato que ha firmado la firma de Pierpaolo Piccioli con el grupo suizo Akoni, que se ocupará de suplir las funciones de Luxottica con una duración de diez años a partir de julio de 2022. La primera colección se lanzará oficialmente durante ese mismo mes, coincidiendo con el desfile prêt-à-porter de primavera 2023 de Valentino.

 

Akoni Group fue fundada en 2019 por Rosario Toscano, consejera delegada del grupo óptico, y Salma Rachid, directora creativa, con el objetivo de acelerar la evolución de las gafas en cuanto a diseño, materiales, acabados y funcionalidad. La empresa elabora todas sus monturas en Japón y cuenta con la licencia de gafas de Balmain París.

 

 

 

 

El grupo italiano cuenta con la licencia de distribución de gafas de compañías de moda como Prada, Armani, Michael Kors o Tiffany, entre otras. A su vez, Luxottica es propietaria de Ray Ban, Oakley, Vogue Eyewear, Persol, Oliver Peoples, Alain Mikli y Arnette. La compañía cuenta también con una red de retail de marcas como Sunglass Hut o GMO.

 

En 2018, Luxottica se fusionó con el grupo francés de óptica Essilor, en una operación valorada en 46.000 millones de euros, formando EssilorLuxottica. El pasado julio, el gigante galo italiano finalizó la compra de una participación mayoritaria de GrandVision y, posteriormente, aumentó su apuesta por el grupo a un 86,7%, tras llevar a cabo dos compras en septiembre por el 10% de su capital.

 

En el tercer trimestre del ejercicio fiscal actual, el grupo alcanzó unas ventas de 4.460 millones de euros, suponiendo una escalada del 33% respecto al mismo periodo de 2019. En los nueve primeros meses del año, la empresa registró una cifra de negocio de 14.241 millones de euros, lo que representó un crecimiento del 6,8% respecto al mismo periodo de hace dos años.