Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Levi’s cierra su fábrica de Hungría para adaptarse a la caída del consumo

23 mar 2009 - 00:00

Dicen que Levi Strauss marca los ritmos del sector textil. Hace años que la compañía estadounidense inició una reestructuración de su capacidad productiva, una tendencia que siguen actualmente la mayoría de empresas del sector. El fabricante de prendas vaqueras da ahora un paso más con el cierre de su factoría de Hungría, en la que trabajan 549 personas. La planta, que abrió sus puertas en 1988, abastecía al mercado europeo junto a las fábricas de Polonia y Turquía. La compañía considera que, teniendo en cuenta la caída del consumo, estas dos últimas resultan suficientes para cubrir la demanda de los consumidores de Europa.En 2004, Levi Strauss anunció el cierre de sus dos plantas españolas (ubicadas en Girona y Soria) para trasladar su producción a las fábricas de Polonia, Turquía y Hungría. La compañía justificó la decisión por la necesidad de reducir los costes laborales en un 50%. El pasado 30 de noviembre, la compañía estadounidense cerró el ejercicio 2008 con unos ingresos de 229 millones de dólares (168,67 millones de euros), con una caída del cincuenta por ciento respecto al ejercicio precedente. El beneficio neto de la firma de moda se situó en 4.401 millones de dólares (3.241 millones de euros), con un alza del 1%.