Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

La reestructuración surte efecto en Hugo Boss, que sólo cae un 7% en 2009

4 feb 2010 - 00:00

La firma alemana Hugo Boss ha cerrado el ejercicio fiscal 2009 con una retroceso del 7% en sus ventas, una cifra positiva teniendo en cuenta el rumbo de la empresa a lo largo del año. En el último trimestre, la empresa incrementó ligeramente su negocio, pese a haber previsto un descenso del 9%."El año 2010 será un gran reto para nuestra industria, ya que muchos mercados sólo registrarán crecimientos muy modestos", dijo ayer Claus-Dietrich Lahrs, consejero delegado del grupo. El directivo prevé una "estabilización" del entorno a lo largo del año. Mientras grupos como Richemont y Burberry comienzan ya a recuperarse gracias al esfuerzo realizado para posicionarse en mercados emergentes como China, Hugo Boss sigue dependiendo de las ventas en Europa. Dos tercios de las ventas de Hugo Boss proceden del mercado europeo, un 10% de Asia y un 20%, de Estados Unidos. Con una deuda neta de 459 millones de euros, la empresa tiene previsto abrir cincuenta tiendas propias al año, veinte de las cuales estarán en China. Esta medida ha sido introducida por Lahrs, que se incorporó al grupo en agosto de 2008 procedente de Christian Dior y LVMH en sustitución de Bruno Saelzer. Controlada en un 88% por el fondo de capital riesgo Permira, Hugo Boss forma parte de Valentino Fashion Group, que también incluye las firmas Valentino y Marlboro Classics. Desde el pasado diciembre, las tres empresas mantienen una estructura independiente, una medida aplicada por Permira y la familia Marzotto tras recapitalizar el grupo.