Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

La plantilla de Pulligan acepta los 41 despidos

14 dic 2009 - 00:00

Los trabajadores de las empresas textiles Pulligan y Canet Punt, controladas por el empresario Joan Canals, han aceptado el expediente de regulación de empleo (ERE) presentado por la compañía para despedir a 41 trabajadores, cerca de la mitad de la plantilla de las dos sociedades.A principios de mes, el grupo textil catalán presentó concurso de acreedores con un pasivo de veinte millones de euros y, según los sindicatos, los trabajadores llevan dos meses sin cobrar, lo que ha facilitado el acuerdo sobre el ERE. Los trabajadores afectados por el ERE, treinta de Canet Punt y once de Pulligan, percibirán una indemnización de veinte día por año, el mínimo legal en caso de expediente. El Fondo de Garantía Salarial se hará cargo de los pagos, debido a la situación que atraviesa la compañía. Los sindicatos temen que la estrategia de Pulligan pasa por cesar la actividad industrial en Canet de Mar (Barcelona) y concentrarla en Marruecos, donde cuenta con una plantilla de unos 300 trabajadores.