Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Escada vende Primera al fondo alemán Mutares para asegurar su futuro

27 may 2009 - 00:00

Escada anunció ayer la venta de Primera, su división de moda de gama media. El grupo inversor Mutares ha adquirido el 90% de las marcas Laurel, Apriori y Cavita, en las que el grupo alemán mantendrá el 10% restante. Escada afirmó que en breve completará la venta de la cuarta enseña de Primera, Biba. La operación, cuyo importe no ha sido desvelado, ayudará a Escada a aliviar su complicada situación financiera. La empresa se está viendo afectada por la caída del consumo, a pesar de operar en el segmento de lujo. La compañía cerró el ejercicio 2008 con un retroceso del 15,2% en sus ventas, que se situaron en 686 millones de euros. Los número rojos de la empresa alcanzaron 70,3 millones en 2008.Controlada por los hermanos Wolfgan y Michael Herz, la firma de moda ultima la firma de un acuerdo con sus acreedores, a los que adeuda doscientos millones de euros. Estos compromisos vencen en 2012, pero la empresa no cuenta con recursos suficientes para atender a los pagos. El grupo, que asegura que sólo cuenta con liquidez hasta julio, ha puesto en marcha un plan que pasa por una ampliación de capital de treinta millones de euros que le permitirán conseguir fondos, reducir su deuda y reemplazar bonos por 200 millones de euros. El primer paso de este plan ha sido la venta de Primera. Con sede en Munich, Mutares es un fondo de inversión dedicado a la compra de compañías de tamaño medio cuyos propietarios venden como resultado de un proceso de reposicionamiento. En la cartera de Mutares figura Filtral, proveedora de gafas de sol y de lectura que opera principalmente en el mercado francés.