Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Dogi congela la inyección de fondos en su filial de Sri Lanka

26 abr 2010 - 00:00

Modaes.- La textil catalana Dogi vigila de cerca sus filiales. La compañía, especializada en la fabricación de fibras elásticas, ha optado por congelas las nuevas aportaciones de fondos en la empresa conjunta con el grupo Mas Holdings en Sri Lanka. La empresa, que se encuentra en concurso de acreedores desde mayo de 2009, empieza así a diluir su participación en la sociedad.La desinversión en la planta de Sri Lanka, que abastece a clientes como Marks & Spencer, se suma a la venta de de las fábricas de China y Estados Unidos, un proceso que el grupo puso en marcha tras entrar en los juzgados. Además, en el informe de la administración concursal entregado al juez, Dogi señalaba también que contaba con un acuerdo con Mas Holdings para venderle el 50% de la filial de Sri Lanka en función de los resultados de 2009-2011. Según informó ayer la compañía a la CNMV en su informe anual de gobierno corporativo correspondiente al ejercicio 2009, la compañía “realiza especial hincapié en la necesidad de controlar los riesgos derivados de la relación existente entre Dogi y sus filiales con países en vías de desarrollo, los cuales, a pesar de un importante crecimiento en los últimos años, cuentan con sistemas socio-políticos que están en fase de desarrollo, por lo que son susceptibles a fuertes tensiones”. De este modo, la compañía repliega el ambicioso plan de crecimiento llevado a cabo durante los últimos años, que le llevó a contar con plantas de producción en Europa, América y Asia. Este fuerte desarrollo, unido a la caída del consumo, fue la causa de la entrada de Dogi en los juzgados al no poder hacer frente a sus deudas. Dogi, controlada por la familia Domènech, asegura que se encuentra actualmente revisando sus distintas áreas de negocio con el objetivo de devolver al grupo “a la senda de la rentabilidad positiva”.