Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Carlos Díez se suma a la crisis del diseño español y cierra también su única tienda

Custodio Pareja

29 may 2012 - 04:53

La crisis sigue cobrándose víctimas entre los diseñadores independientes españoles. En esta ocasión ha sido Carlos Díez el que ha tenido que hacer frente a la caída del consumo cerrando su única tienda, ubicada en Madrid, tal y como ha confirmado el diseñador a Modaes.es.

 

Carlos Díez abrió su propia tienda hace tres años cuando, después de probar suerte con un pop-up store que le dio “buenos resultados”, se animó a poner en marcha un establecimiento monomarca en el número 4 de la madrileña calle Loreto y Chicote.

 

“Después de casi tres años con la tienda abierta ha llegado el momento de cambiar de rumbo a nivel comercial y buscar nuevas alternativas más económicas”, asegura Díez. “La verdad es que es bastante desalentador tener que cerrar tu única tienda a causa de la situación económica, pero hay que buscar nuevos proyectos para seguir adelante”, añade.

 

El creador, además, asegura que el problema no se focaliza únicamente en la caída del consumo, sino que hay factores indirectos que también están haciéndoles más difícil su desarrollo como empresarios.

 

“Existe una carencia de ayudas a los jóvenes diseñadores por parte de las instituciones; no es lógico que creadores consagrados que llevan más de treinta años en el negocio de la moda estén cobrando ayudas y alguien que empieza no tenga ningún apoyo –dice el creador-; la situación es dura para todos, pero deberíamos cuidar de forma especial a los jóvenes talentos, quizás en ellos esté la salvación en el futuro”.

 

Carlos Díez, que desfila en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, sostiene que “aunque la situación actual es muy complicada, estoy consiguiendo mantenerme gracias a las colaboraciones que voy negociando y el punto de venta online”.

 

Tiendas y diseñadores españoles, un tándem que no funciona

La última firma en sumarse al cierre de tiendas fue Alma Aguilar, que a principios de mayo anunció el cierre de su único establecimiento. La firma decidió echar el cierre a su tienda de Madrid para centrarse exclusivamente en sus clientas de medida, costura y novias.

 

La creadora burgalesa Amaya Arzuaga también se vio obligada a cerrar su tienda, ubicada en el barrio de Salamanca, como respuesta al plan de reestructuración al que se está viendo sometida la compañía.

 

En febrero del pasado año, Davidelfín también echó el cierre a su tienda de la capital española, igual que había hecho antes Elio Berhanyer, afectado por la situación económica de AB Diseño y Moda.