Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

13 Dic 201712:43

Diseño e investigación

 

El mayor poder que se puede tener en la toma de decisiones es el que concede el conocimiento. Por eso, la fase más importante en el proceso creativo es la investigación.  El objetivo es claro: buscar la diferenciación.

 

Articular una colección para una marca industrial, tal y como he explicado en el post “Mutación: de diseño a producto”, lleva agregado componentes estéticos, económicos y estratégicos. La creatividad se tiene que aplicar a todo el proceso.

 

La primera parte de la investigación gira en torno al mercado. Debemos conocer quién es nuestro público objetivo, qué necesidades tiene, quién es nuestra competencia, cómo satisface a los consumidores y, en consecuencia,  qué valores podemos aportar para diferenciarnos.

 

La segunda parte de la investigación se aplica a la gestión de la colección. A día de hoy, acelerar los procesos y reducir los costes ya no es suficiente. Las empresas de la industria de la moda tienen que replantearse continuamente sus estrategias de desarrollo de productos, diseño, márketing y comunicación. Una investigación constante y continua en la mejora de estos procesos es obligatoria.

 

A todos estos “datos” que surgen de la investigación hay que darles forma y materializarlos. Comienza aquí la fase de investigación más atractiva para el creativo: la conceptualización de la colección. Genera, entonces, los paneles inspiracionales, punto clave para que el equipo de diseño pueda comprender de manera clara las ideas en torno a las que girará el desarrollo de la colección y, en consecuencia, su trabajo. Influencias históricas y culturales, tendencias contemporáneas, la naturaleza,... cualquier material inspiracional que estimule la creatividad es válido. Vienen después la investigación para crear los paneles de tendencias donde se propone el colorido y el ambiente cromático: Armonías de colores, combinaciones y contrastes, etc...La investigación de las formas y estructuras, los detalles, las texturas, los estampados, los adornos...

 

Para la conclusión de un trabajo óptimo es necesario contar con los medios necesarios que permitan la investigación y el desarrollo de todos estos aspectos que son fundamentales en la ejecución de la actividad de las compañías de la industria textil.

 

La coherencia del diseño, la identidad del producto y la diferenciación respecto a la competencia resulta de la investigación, el análisis, la estrategia, la planificación, la visión y la intuición. Algo que sobre el papel parece tan sencillo pero precisamente por tener esa apariencia resulta tan complejo. Son esas cosas que cuando las ves resueltas parecen obvias, pero llegar a ellas requiere un gran esfuerzo.

 

En el próximo post hablaremos de:

 

“Retroalimentación: Colecciones para hombre y para mujer”

...