Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Dic 201714:32

El aprovisionamiento textil del futuro

 

 

Llegado este crucial momento del año calendario he creído conveniente hacer  un breve resumen de los temas que hemos estado analizando y compartiendo en este especial y gratificante espacio de Modaes.

 

Lo hago porque creo que ninguno de ellos ha perdido trascendencia: siguen teniendo vital importancia para la industria de la moda actual y, seguramente, trazarán partes de los objetivos a conseguir en 2017.

 

 

En aprovisionamiento textil, la velocidad es el objetivo y la logística la clave

Las marcas y las cadenas de gran distribución de moda, como es lógico, han buscado durante 2016  reorganizar su cadena de aprovisionamiento. Un objetivo común que se ha observado en la mayoría de las empresas textiles es que han  considerado una serie de opciones para mejorar sus estrategias en la cadena de abastecimiento que resultaron concurrentes.

 

Una parte muy importante ha buscado abastecerse en un nuevo origen. Adicionalmente, otra parte ha buscado diversificar su base de abastecimiento tradicional en el transcurso del año. Por supuesto, todos esperaban mejorar la eficiencia de fabricación y reducir sus costos.

 

De aquellos compradores que buscaron abastecerse en un mercado nuevo, la amplia mayoría todavía lo ha seguido haciendo en Asia. Obviamente, por las oportunidades de encontrar costos más bajos que en otros mercados. Los principales países prospectados fueron China, Vietnam, India y Bangladesh.

 

 

La tendencia sigue siendo la velocidad

Frente al éxito de las empresas de referencia mundial en la industria, la mayoría de las marcas de moda están intentando adoptar un modelo de cadena de abastecimiento de moda rápida. Esto se ve ratificado en el aumento de la producción en cercanía en detrimento de los orígenes asiáticos. Esta situación indica en forma clara que estratégicamente se está privilegiando la velocidad de respuesta al mercado por sobre el margen de beneficio.

 

 

Tecnología, comunicación y transporte

Mejorar los tiempos y romper los ritmos tradicionales establecidos en la conservadora industria textil de dos temporadas por año ha sido posible gracias a esa suma de valor en la cadena de aprovisionamiento.

 

Esto se ha logrado a través de un análisis exhaustivo de la información comercial, mejorando la velocidad de respuesta de las áreas de diseño y compra; posicionando óptimamente las producciones para aumentar los volúmenes, acelerando los tiempos de producción y optimizando el transporte, la distribución y la entrega del producto.

 

En resumen, aumentar la velocidad, elevar la productividad, acortar los procesos de cada área al máximo y, a su vez, ser más eficientes para que todo ello implicara una reducción de costes.

 

Parte de todo esto se ha ido logrando gradualmente por las mejoras en las comunicaciones, en el transporte y, por supuesto, por el progresivo avance de la tecnología. Pero uno de los generadores clave  de este proceso en la industria textil ha sido la aplicación de los sistemas de mejoras, como el Just in Time, Lean Manufacturing y Kaizen.

 

Independientemente de que cada una de las grandes cadenas tengan un enfoque particular (alguna apostando por lo grandes volúmenes, otra por la innovación de los materiales o por la capacidad de respuesta), absolutamente todas han alterado los ritmos tradicionales de la industria con un aprovisionamiento globalizado, versátil y extremadamente rápido. Todas estas empresas textiles se han sofisticado y han aumentado la eficiencia de su cadena de aprovisionamiento a través de alguno de estos sistemas de mejoras.

 

 

La clave del éxito es la logística

Si la estrategia es la velocidad, la clave del éxito en el sector de la moda es la logística.

 

Actualmente, las compañías globales más exitosas del sector textil son, sin lugar a dudas, una excelente combinación de las acertadas estrategias comerciales y de producción, más un sistema logístico ultra eficiente.

 

Dentro del sector logístico la consolidación no solo es tendencia sino que es inevitable. De ello se deduce que será más sencillo enviar mercadería y hasta se ganará velocidad, pero tal vez ésta tenga un costo más elevado.

 

 

Un desafío trascendental y posible

El desafío es extremadamente fácil de deducir. Para ser más veloces debemos contar con unos eficientes proveedores verticales en cercanía y con un excelente sistema logístico que no nos haga perder el tiempo que ganamos en el proceso productivo.

 

La buena noticia es que hoy mismo ambas metas son perfectamente posibles en aprovisionamiento textil.

 

 

¿Se podrán reducir los costos actuales?

La reducción de costos futuros provendrá mayoritariamente de la automatización y de la robótica aplicada a la producción y a la logística.

 

 

La preocupación y la versatilidad china

Esta nueva posición de los compradores occidentales junto al aumento de los costos de producción y la nueva política sobre comercio exterior que pueda instituir Donald Trump en USA constituyen la mayor preocupación de la otra cara de la moneda: los proveedores chinos.

 

En general, todos se muestran pesimistas respecto del futuro de la industria textil en su país destacando el aumento de los salarios como el factor más importante en su pérdida de competitividad.

 

Tal vez en un alarde más de versatilidad y capacidad emprendedora, los empresarios chinos están expandiendo sus inversiones fuera de los límites de su país, desarrollando nuevas estructuras productivas en los países asiáticos vecinos. Bajo este nuevo sistema las empresas chinas  buscan seguir siendo competitivas a nivel global. Por otra parte, este proceso de relocalización de las producciones genera una situación sumamente beneficiosa para las cercanas naciones asiáticas en desarrollo.

 

 

Las preguntas y las respuestas del sourcing

No obstante fuera de las tendencias generales, serán finalmente las características particulares del producto, la cantidad a producir por modelo, el tiempo de producción y el precio de compra los limitantes o condicionantes de la elección del origen donde posicionar las producciones.

 

Justamente, cuando la estrategia de aprovisionamiento de una empresa de moda está alineada a todas y cada una de estas variables (tipología de producto, materia prima, precio de compra, volumen de compra, tiempo de producción) automáticamente salen a la luz los orígenes posibles de sus producciones.

 

A este proceso típico del sourcing deberíamos agregar el análisis de la estrategia comercial de la compañía para terminar de definir exactamente cuáles serán los países donde se posicionarán las producciones.

 

 

Aprovisionar con valor y responsabilidad

Lograr una industria textil responsable y sustentable es el camino para crear valor en origen y, en consecuencia, en el producto y la propia marca. Los valores de la marca, aquellos por los que el consumidor la elige, son los valores que los responsables de sourcing y abastecimiento deben crear y fomentar en la cadena de aprovisionamiento.

 

 

Producción textil responsable

La producción textil sustentable y su resultado final, un producto transparente desde el origen y amigable con el medio ambiente, se están convirtiendo en un valor central de las estrategias corporativas de las empresas textiles.

 

Las nuevas generaciones de consumidores conscientes exigen un producto elaborado de manera sostenible y el sector textil está actuando sobre ello de manera fundamentada y transparente.

 

El crecimiento actual y la relevancia futura de una marca textil dependen -y lo harán cada vez más-  de la capacidad que tenga la empresa para responder a estas nuevas exigencias de la tendencia de compra actual.

 

Con esta coyuntura y sus desafíos, ya no hay lugar para que esto signifique solo una acción de marketing. La sostenibilidad es un principio rector que exige acción y procesos concretos a través de los cuales una empresa toma decisiones estratégicas para abordar la situación y generar un producto responsable y sostenible. A través de él  está fundamentando parte de su éxito futuro.

 

 

Consumidores Conscientes

Lo que la “nueva generación de clientes conscientes” percibe cuando ingresa a una tienda y se dirige a los estantes donde se exhiben las prendas es algo más que ropa. Cada modelo es la garantía y la comprobación de lo que la empresa y su marca han generado para convertirse en una fuerza de cambio positiva para las comunidades locales, que contribuyen a su éxito, y lo que han hecho para preservar el planeta en el que vivimos.

 

El acceso a la información, generada por un exponencial crecimiento de la tecnología, no tiene precedentes y, como resultado, cada persona es cada vez más consciente del efecto de nuestras acciones sobre el medio ambiente, tanto sean adversas como positivas.

 

Los recursos de nuestro planeta no son infinitos y el reciclaje a nivel global, por ejemplo, ya no es una cuestión de prestigio, sino de necesidad.

 

La aceptación de la diversidad y la importancia de la inclusión se han convertido en los pilares de la estrategia empresarial y de la forma en que las compañías textiles se relacionan en el mundo promoviendo un ambiente de prácticas seguras y con conciencia social.

 

Una cadena de abastecimiento responsable y sustentable conducen a las marcas de la moda al éxito propio y al del planeta en el que habitamos.

 

Desde el mercado y de la mano de los consumidores conscientes, cada día se hace más evidente que la inversión de las marcas en lo sustentable y orgánico es una estrategia inteligente y con beneficios a largo plazo para todas las partes.

 

 

Cadena de abastecimiento textil transparente y controlada

Las compañías textiles están descubriendo que diseñar su propio modelo de cadena de suministros les posibilita mantener el control de todo el proceso de aprovisionamiento, reduciendo los costos para los consumidores sin comprometer la calidad y la ética.

 

 

 

La estrategia que cada empresa textil y marca de moda defina actualmente al respecto será su voz. Las palabras que pronuncien comienzan a constituir su historia de marca y su legado para las generaciones futuras (también) futuros consumidores. Estos dos últimos elementos han adquirido una importancia tan relevante para los clientes cuando hacen sus compras que se han constituido en  factores claves de su lealtad a una determinada marca.

 

Generar este valor es nuestra responsabilidad.

 

¡Gracias Modaes por un año 2016 donde juntos hemos cumplidos nuestros deseos y nuestras metas!

 

¡Muy feliz y exitoso 2017 para todos!

...