Líder en información
económica del negocio
de la moda

Back Stage

Los sastres de Savile Row plantan cara de nuevo a Abercrombie & Fitch

Modaes

7 feb 2013 - 13:11

El desembarco de Abercrombie & Fitch en Savile Row va a ser más difícil de lo que la compañía estadounidense pensaba. Después de que los sastres de la calle londinense declararan la guerra a Abercrombie & Fitch por poner en marcha una tienda de su marca principal, el Ayuntamiento de Westminster no ha autorizado realizar reformas en el edificio donde quieren poner en marcha una tienda de moda infantil de la compañía.

 

El consejo de planificación y desarrollo de la ciudad negó anoche su consentimiento para realizar obras en el edificio, ya que es histórico y está protegido. Abercrombie & Fitch, que tiene todos los permisos para poder abrir en Savile Row una tienda de moda infantil, planeaba transformar la fachada del edificio para que siguiera la imagen de los establecimientos que la compañía tiene repartidos por todo el mundo.

 

Este edificio, ubicado en el número 3 de Savile Row y que anteriormente fue la sede de Apple Records, la discográfica fundada por el grupo musical The Beatles en 1968, no puede ser “modificado, demolido o alterado”, ya que forma parte de la memoria histórica de la calle.

 

El pasado marzo, los sastres de Savile Row se organizaron para mostrar su descontento en cuanto a la entrada de Abercrombie & Fitch en la emblemática calle. Según los comerciantes de la zona, la seguridad y el ambiente de la calle cambiaron radicalmente desde que la enseña se instaló en ella.

 

Savile Row, calle paralela a Regent Street, fue construida entre 1731 y 1735. Henry Poole está considerado como el fundador de Savile Row, cuya asociación está integrada también por Anderson and SheppardChittleborough & MorganDege & SkinnerGieves & HawkesH. Huntsman & SonsHardy AmiesMeyer & MortimerNorton and Sons y, por último, Richard James, la empresa más joven de todas, fundada en 1992.