Líder en información
económica del negocio
de la moda

Tendencias

Boris Provost (Tranoï): “Las ganas de reencontrarse pasarán, pero las ferias continuarán siendo importantes”

El presidente de la feria de moda Tranoï asegura que “pese, aunque la última edición ha sido muy buena, todavía no hemos llegado a los niveles previos a la pandemia”. Uno de los factores ha sido la falta de compradores asiáticos por las restricciones para viajar.

I. P. G. / C. J.

8 mar 2022 - 04:39

Boris Provost (Tranoï): “Las ganas de reencontrarse pasarán, pero las ferias continuarán siendo importantes”

 

 

La nueva normalidad no ha llegado aún a las ferias. “No es lo mismo que antes de la pandemia”, sentencia Boris Provost, presidente de la feria francesa de moda Tronoï, que se ha celebrado entre el 5 y el 7 de marzo. El directivo asegura que, pese a que “ha sido una muy buena edición”, la falta de compradores asiáticos y rusos por las restricciones para viajar y la guerra en Ucrania, ha hecho mella en el evento. Sobre el futuro, Provost asegura que los formatos híbridos han llegado para quedarse y que la creatividad en el diseño ha sido uno de los aspectos positivos que ha traído la pandemia.

 

Pregunta: ¿Han vuelto las ferias a 2019?

 

Respuesta: Siendo honesto, aunque la última ha sido una muy buena edición, todavía no hemos llegado a los niveles previos a la pandemia. No han venido muchos compradores asiáticos por las restricciones de los viajes, y los rusos también se han quedado atrás. Es cierto que la edición ha sido en formato híbrido, y hemos presentado las colecciones en formato digital a los compradores asiáticos, pero no, no es lo mismo que antes que la pandemia.

 

 

P.: ¿Cómo afecta el conflicto de Ucrania?

 

R.: En el sector se nota que hay una preocupación por el conflicto entre Rusia y Ucrania y está mostrando su apoyo. En el salón hemos contado con dos compañías ucranianas de moda, Litkovskaya y Milla, que han acudido a la feria y tenían banderas del país en sus expositores. Todos los visitantes mostraron su apoyo y han puesto en marcha iniciativas de ayuda.

 

 

P.: Se ha criticado la falta de referencia al conflicto durante las últimas semanas de la moda. ¿Ha sido una buena decisión mantener los eventos en el calendario?

 

R.: No estoy de acuerdo, la Federación Francesa sí se ha pronunciado ante el conflicto, igual que el British Fashion Council, y además han realizado donaciones para enviar ayuda a Ucrania. Mi sentimiento es que hay mucho respeto dentro del sector.

 

 

 

 

P.: ¿Qué ha cambiado desde la última edición del evento antes de la pandemia?

 

R.: El gran cambio ha sido la adopción y la implantación de nuevos formatos, que antes nunca se había hecho. Tuvimos que cambiarlo todo en poco tiempo y creo que estos cambios han llegado para quedarse, porque facilitan mucho también a los clientes internacionales, que tienen más información. Pero los cambios no sólo los hemos sufrido los organizadores feriales, sino también los diseñadores. La pandemia también ha traído mucha creatividad, hacia una moda más cómoda y de estar en casa.

 

 

P.: ¿Qué ha aprendido el sector tras la pandemia?

 

R.: Los cambios no sólo lo hemos sufrido los organizadores feriales, sino también los diseñadores. La pandemia también ha traído mucha creatividad, hacia una moda más cómoda y de estar en casa. De hecho, en la última edición han venido muchísimos visitantes que nunca habían acudido, venían buscando moda fresca y más moderna, que ahora es lo que más hay en el mercado. Además, otra de los aspectos positivos que ha traído la pandemia ha sido la colaboración entre empresas, diseñadores y compradores, que se han unido para trabajar todos juntos en el futuro del sector.

 

 

P.: Muchas marcas han cambiado su modelo hacia la distribución directa. ¿Qué pasará con el wholesale?

 

R.: Es cierto que muchas marcas han hecho un viraje hacia la distribución directa al cliente final, gracias sobre todo a las redes sociales. Pero también hemos recibido muchas peticiones de marcas para participar en el evento, por lo que no creo que el wholesale deje de ser relevante. Participar en una feria se trata de ganar visibilidad, generar comunidad y convertirte en una garantía para los compradores.

 

 

 

 

P.: ¿La tendencia de una distribución directa penalizará a las ferias?

 

R.: No lo creo, las ferias siguen teniendo futuro, para las empresas es una manera de crecer, por lo que no creo que estos eventos desaparezcan o estén amenazados.

 

 

P.: Las primeras ferias después de la pandemia tuvieron bastante éxito porque la gente estaba deseando volver a encontrarse. ¿Se ha desvanecido ese sentimiento?

 

R.: Para nada, las empresas y los compradores todavía siguen teniendo muchas expectativas sobre descubrir las nuevas colecciones y continuar fortaleciendo su red de contactos. A pesar de las restricciones, cada vez los formatos funcionan mejor. Es cierto que en un futuro las ganas de reencontrarse pasarán, pero eso no significa que las ferias dejen de tener importancia.

 

 

P.: ¿Qué expectativas hay para las próximas ediciones?

 

R.: Estamos preparando ya la edición de septiembre, en la que esperamos que la situación esté mucho mejor y puedan acudir más visitantes internacionales, sobre todo de Asia. La semana que viene voy a Corea del Sur para dar a conocer la feria y espero que el viaje de sus frutos.