Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

Marta Castells (Cityc): “La adaptación al entorno forma parte del ADN del textil español”

C. De Angelis

13 ene 2014 - 04:37

“El sector textil lleva tantos años teniéndose que espabilar que la crisis financiera no supone algo nuevo; siempre ha tenido que moverse; la adaptación al entorno forma parte de su ADN y esta es una de sus fortalezas”. Así resumen Marta Castells, nueva directora del Centro de Información del Sector Textil y de la Confección (Cityc), la situación de la industria textil española en el contexto económico actual.

 

Castells (Caldes de Montbui, 1979) acaba de tomar el relevo a Víctor Fabregat en la dirección del Cityc, un organismo que tiene como objetivo aportar a las empresas de la industria textil española información necesaria para la toma de sus decisiones estratégicas. En su diagnóstico sobre la situación de la industria en España, muestra sus reservas por un retorno masivo de la producción al país. “Hay cierto retorno, pero no hablamos de volúmenes importantes que generen un aumento en el número de empleos y de empresas”, explica.

 

En todo caso, el desplazamiento de producción asiática a países en proximidad, como Marruecos, Portugal o Turquía, también redunda en favor de la industria española, matiza Castells. “Como son socios comerciales, esto también nos beneficia”, sostiene.

 

Los grandes volúmenes de producción de la moda española, especialmente aquellos de artículos básicos no vinculados a la rabiosa tendencia, se mantienen en Asia. En China, explica Castells, la producción se está desplazando internamente, de la costa al interior, y se consolidan otros polos de aprovisionamiento como Bangladesh, Vietnam y Camboya.

 

En cuanto al riesgo en términos de imagen para las empresas a raíz de sucesos como el de Rana Plaza o los aspectos ambientales ligados a la producción, Castells opina que forma parte de la “política de empresa” de las compañías. “Dudo que la catástrofe de Bangladesh haya afectado en las decisiones de compra; es un tema cultural y de pedagogía en el que ahora está una parte pequeña del mercado, pero con el tiempo (no sé cuánto) se irá haciendo más grande”.

 

Entre los retos del sector, según Castells, destaca la necesidad de aumentar la conexión y la colaboración entre los diferentes eslabones de la cadena de valor de la moda, “tanto en desarrollo como en la parte comercial”, asegura. “Cada vez hay más ferias de confección en las que hay tejedores y los eslabones están cada vez más mezclados, a través de acuerdos entre tejedores y confeccionistas”, comenta la nueva directora del Cityc.

 

Aunque el peso de la industria textil y de la confección sea menguante, España continúa contando con compañías importantes en toda la cadena de valor de la moda, desde fabricantes de tejidos hasta confeccionistas y distribuidores. Según Castells, que se incorpora al Cityc tras desarrollar buena parte de su carrera profesional vinculada a la industria textil, el aumento de las exportaciones en los últimos años ha permitido compensar la caída de la demanda interna. “Las exportaciones han salvado al sector de más destrucción”, apunta. El reto está ahora, según la directora del Cityc, en aumentar las exportaciones a países de fuera de la zona euro, como Latinoamérica y los países emergentes.