Líder en información
económica del negocio
de la moda

Entorno

La moda española mira a Asia como nuevo motor logístico

3 jun 2010 - 00:00

P. Riaño.- China cuenta con más de 1.300 millones de habitantes. Su escala salarial y su capacidad productiva han hecho que este país se convierta, junto a otros mercados asiáticos, en la fábrica del mundo. El sector textil, por ejemplo, ha experimentado una importante transformación en la última década como consecuencia, precisamente, del traslado de la actividad industrial de Europa a Asia. Ahora, las grandes cadenas de moda comienzan a mirar a estos mercados no sólo como productores, sino también como consumidores, lo que está provocando que gigantes como Inditex y Mango se replanteen sus estrategias logísticas.“Ha llegado un momento en que no tiene sentido continuar trasladando toda la mercancía a España para volver a llevarla a Asia”, sostiene Juan Manzanedo, fundador de la empresa Logisfashion, especializada en distribución para firmas de moda. En su opinión, cada vez son más las compañías del sector que exploran posibilidades para contar con estructura propia en los mercados asiáticos, principalmente en China. Asia está en el punto de mira de las principales empresas del sector. Inditex, el mayor grupo de distribución de moda del mundo, apuesta por crecer en el continente, en la mayoría de cuyos países su cuota de mercado no llega al 1%, tal y como explicó Pablo Isla, primer ejecutivo del grupo, en la última presentación de resultados. La compañía gallega está presente actualmente en ocho países de Asia, con un total de 189 establecimientos, 68 de los cuales están ubicados en China y cincuenta, en Japón. Un 12% de las ventas del grupo proceden ya de los mercados asiáticos. Aunque su presencia es actualmente inferior a la de Inditex, Mango fue una de las primeras cadenas que apostó con fuerza por Asia. La empresa catalana obtiene el 2% de su cifra de negocio en China, donde comenzó a exportar en 1999, según la Memoria de Sostenibilidad del grupo de 2008. Igual que Inditex, Mango considera que China es uno de sus mercados estratégicos, por lo que el año pasado abrió una tienda en Nanjing Road, la principal calle comercial de Shanghai, donde se instaló el mes pasado Massimo Dutti. La compañía presidida por Isak Andic está presente también en países como Japón, Corea del Sur, Singapur, Filipinas y Kazajstán. Paralelamente, las dos compañías cuentan con una fuerte estructura productiva en los mercados asiáticos. Mango, por ejemplo, concentra el 43,2% de su cuota de compra en China, su principal proveedor a escala internacional. Inditex, en cambio, cuenta entre sus mayores proveedores a Blangladesh, donde un total de 56 empresas que trabajan para la compañía gallega.La importancia de Asia como suministrador y como potencial cliente está provocando que estos dos grandes grupos se replanteen sus estructuras logísticas. Inditex ha apostado hasta ahora por un modelo logístico centrado en España algo que, tal y como admiten fuentes del grupo, está siendo sometido a estudio con el objetivo de introducir cambios a medio plazo. La compañía gallega cuenta con nueve plataformas logísticas en España, ubicadas en las provincias de A Coruña, León, Madrid, Barcelona, Zaragoza y Elche, que dan servicio a todas sus cadenas. En conjunto, el grupo suma 1,02 millones de metros cuadrados logísticos en España, a los que hay que añadir pequeñas instalaciones en mercados “complejos”, como Rusia. Fuentes de Inditex explican que la capacidad logística actual dará respuesta al crecimiento de la empresa hasta 2012, un momento en el que se introducirán cambios en la apuesta por España como núcleo de su actividad logística internacional. Por eso, Inditex realiza asiduamente misiones a China para analizar posibles vías para desarrollarse en el país. Del mismo modo, Mango está valorando la posibilidad de establecer en el futuro plataformas en China y Estados Unidos, que le servirán para hacer frente al crecimiento en estos países. Aunque se trata de un proyecto a diez años vista, la compañía ya está analizando algunas opciones para llevarlo a cabo. Con esta iniciativa Mango dará vuelta atrás a su estrategia, ya que, si bien inicialmente contaba con plataformas distribuidas por el mundo, en 2009 cerró los centros de Nueva Jersey y Singapur para concentrar su actividad en una nueva plataforma de Parets del Vallès (Barcelona), de 22.000 metros cuadrados. Una de las cadenas que está registrando un mayor crecimiento actualmente es Desigual. La empresa distribuye actualmente todas sus prendas desde una plataforma logística en Gavà (Barcelona), que cuenta con 15.000 metros cuadrados. El año pasado, Desigual comenzó a estudiar la posibilidad de instalarse en Estados Unidos y China y, ahora, planea la apertura de naves logísticas en Nueva Jersey (Estados Unidos) y en Asia, mediante socios locales. Paralelamente, la empresa reforzará las instalaciones de Gavà con una central de distribución que estará ubicada en España y que, según los planes de Manel Adell, primer ejecutivo de Desigual, deberá disponer de un mínimo de 60.000 metros cuadrados.