Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Dic 201723:58

h Entorno

Centros comerciales vacíos y alquileres estancados: la crisis transforma el retail chino

08 Feb 2016 — 16:29
Modaes
Compartir
Me interesa

Un descenso de la demanda, una oferta excesiva y una economía en desaceleración. Esta es la combinación de factores que están redibujando el sector del retail en China y moderando el crecimiento de los alquileres, que han pasado de crecer entre un 5% y un 7% en 2014 a alzarse sólo entre un 0% y un 2% el año pasado.

 

Durante una década, impulsados por un clima económico de crecimientos galopantes y con China convertida en un oasis para las ventas de moda y lujo, el espacio comercial se multiplicó. Sólo entre 2010 y 2015, la oferta en retail se disparó un 60%. Shanghái, por ejemplo, incorporó 500.000 metros cuadrados nuevos de superficie comercial alquilable en centros comerciales.

 

Sin embargo, el escenario económico cambiante ha convertido esos espacios en inmuebles fantasma y los grupos del sector de la moda, en lugar de contratar nuevos espacios, están redefiniendo su presencia en el país.

 

“Muchas de las grandes firmas de lujo estaban sobreexpuestas en China y están dando marcha atrás moderadamente, pero todavía lo ven como un mercado clave para el futuro”, explica Joel Stephen, director senior de Asia de la consultora CBRE, a WWD.

 

El porcentaje de locales vacíos se ha elevado hasta el 12,4% en los centros comerciales de Shanghái, frente al 1,7% que registraban en 2014. En paralelo, los inquilinos que continúan ocupando los locales están cambiando.

 

Las tiendas efímeras y marcas de lujo accesible se están volviendo cada vez más habituales en las calles y centros comerciales, especialmente en Hong Kong, donde el descenso de turistas chinos ha lastrado las ventas de lujo.

 

La firma de relojería de lujo Jaeger-LeCoultre cerró su tienda en Causeway Bay, en Hong Kong, y fue sustituido por un grupo de cosmética que negoció una rebaja del 40% en el alquiler. Por su parte, Adidas ocupó el espacio de Coach en Queen’s Road, con una renta un 22,5% más baja.

Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...