Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Sophie et Voilà se refuerza en 2021 y crece un 31% recuperando niveles prepandemia

La empresa bilbaína de moda nupcial, facturó en 2021 un 5% más que en 2019. En los próximos meses se centrará en reforzar su presencia en Latinoamérica y Emiratos Árabes, además de comenzar a vender su línea de vestidos de fiesta en Nueva York.

Ainoa Erdozain

31 ene 2022 - 04:50

Desfile de Sophie et Voilà

 

 

Sophie et Voilà sale reforzada de la crisis. La compañía bilbaína, especializada en moda nupcial made in Spain, ha aumentado su facturación interanual un 31% en el ejercicio 2021. Además, la empresa ha rebasado los niveles prepandemia y ha situado su cifra de negocio un 5% por encima de las ventas registradas en 2019, según comenta Saioa Goitia, consejera delegada de Sophie et Voilà, a Modaes.es.

 

Según el Registro Mercantil, la sociedad que gestiona el negocio español de Sophie et Voilà facturaba en torno a medio millón de euros en 2019. En 2020, el Covid desplomó un 24% los ingresos de la compañía.

 

El año pasado, el mercado asiático se convirtió en el más importante para Sophie et Voilà, copando un 45% de sus ventas totales, seguido del mercado estadounidense, donde concentra el 22% de su facturación. En España, su mercado local, la empresa concentra un 16% de su cifra de negocio y, en el resto de Europa, hasta un 12%.

 

La compañía cuenta con 68 puntos de venta repartidos a escala global y opera a través de gestores locales ubicados en China, Singapur, Alemania, Japón y Corea del Sur, entre otros países. En los próximos meses, Sophie et Voilà centrará sus esfuerzos en consolidar su presencia en Latinoamérica y Emiratos Árabes, tanteando aterrizar en Brasil y Dubai, próximamente.

 

 

 

 

Hasta ahora, la empresa únicamente ha distribuido su línea de fiesta en España a través de pequeñas cápsulas, sin embargo, de cara a marzo de este año, la colección también estará disponible en una tienda de Nueva York, ubicada en Madison Avenue, una de las calles más emblemáticas de la ciudad.

 

En los últimos meses la compañía ha hecho grandes inversiones para acelerar su estrategia omnicanal, que combina los puntos de venta físicos junto al formato digital. De esta manera, Sophie et Voilà ha conseguido llegar a un segmento nicho de clientas “que pueden probarse el vestido en casa y pedir los arreglos a través de videollamada”, explica Goitia. 

 

Antes de la pandemia la empresa contaba con un taller en la calle Velázquez de Madrid, donde confeccionaba vestidos hechos a medida. Ahora, la empresa confecciona su producción en su atelier de Bilbao, “esto nos ha facilitado mucho poder seguir desarrollando nuestra actividad comercial durante la pandemia y también en los últimos meses, con todas las complicaciones en la cadena de suministro a escala internacional”, sostiene la directiva.

 

 

 

 

La empresa también opera a través de una tienda propia en Tokio, un showroom en Milán y está disponible en la compañía de ecommerce Moda Operandi. Para primavera Sophie et Voilà abrirá un punto de venta físico en el espacio multidisciplinar de Es Fascinante, situado en el número 22 de la calle Conde de Aranda, en Madrid, donde antes se ubicaba su tienda, lo que le permitirá establecer contacto con nuevas clientas y ampliar su oferta de producto en la compañía especializada en moda de autor española.

 

Sophie et Voilà nació en 2008 de la mano de Sofía Arribas, que lidera la dirección creativa de la firma de moda. Más tarde, se sumó al proyecto Saioa Goitia, tras una amplia trayectoria en el sector de la restauración y que, a día de hoy, gestiona el negocio de la compañía. Actualmente, la empresa cuenta con un equipo de hasta diez personas en su taller, siete trabajadores en el área de gestión y diseño, y seis empleados en la sección de ventas.

 

Hace cuatro años, la empresa realizó una ronda de financiación y abrió su capital a inversores externos. Actualmente, el 75% del accionariado de la compañía se reparte de manera equitativa entre Goitia y Arribas, y el resto del capital se encuentra en manos de otros inversores. En 2022, la empresa, que se encuentra en una posición de solvencia, no tantea realizar próximas ampliaciones de capital.