Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Sonae inyecta otros 9,5 millones a Zippy en España tras contraer un 35% sus ventas en cuatro años

La ampliación de capital en su cadena de moda infantil se produce pocos días después de reforzar Sport Zone, su negocio de moda y material deportivo, con 10,7 millones.

S. Riera

12 dic 2016 - 04:54

 

Sonae refuerza de nuevo la estructura de Zippy en España. El grupo portugués de distribución sale en ayuda de su cadena de moda infantil en España con una nueva inyección de capital, pocos días después de que aportara 10,7 millones de euros a su negocio de Sport Zone en el país. Esta nueva ampliación de capital de Zippy Comercio y Distribución se suma además a las que ya realizó entre 2011 y 2014.

 

La filial española de Zippy ha realizado una ampliación de capital de 9,5 millones de euros, situando el resultante suscrito en 19,58 millones de euros, según consta en el Registro Mercantil. Sonae, que introdujo su cadena de moda infantil en España en 2009, ha ejecutado ya varias ampliaciones de capital: en 2011, por valor de 5,35 millones de euros; en 2012, por valor de 9,95 millones de euros, y en 2013, de 7,5 millones de euros. En 2014, el grupo portugués aportó a su subsidiaria española dos millones de euros más, aunque sin recurrir a la fórmula de la ampliación.

 

Estas últimas ampliaciones habían tenido como objetivo fortalecer la estructura de capital de Zippy en el mercado español, mejorando los recursos existentes para el proceso de desarrollo de la marca en el país, por el que la cadena realiza una apuesta a largo plazo. Respecto a la última operación, la compañía no ha realizado declaraciones al respecto.

 

 

La sociedad Zippy Comercio y Distribución empeoró en 2015 sus números rojos, concluyendo el ejercicio (cerrado a 31 de diciembre) con pérdidas de 10,5 millones de euros frente al resultado neto negativo de 6,7 millones de euros de un año atrás. La sociedad lleva acumulando varios ejercicios en pérdidas y se prevé que esta situación continúe en los próximos años hasta que no alcance un volumen de actividad suficiente.

 

A cierre de ejercicio, la filial española de Zippy presentaba un fondo de maniobra negativo de 4,4 millones de euros. Sin embargo, en su última cuenta de resultados, la sociedad española del grupo subraya que cuenta con el apoyo financiero de Sonae. La empresa elaboró el año pasado un plan de negocio para recortar gastos y mejorar la rentabilidad para dejar atrás los números rojos a medio plazo y recuperar el equilibrio patrimonial. La subsidiaria de Zippy en el mercado español espera asentar sus ganancias a partir de su actividad normal en los próximos años.

 

No obstante, la filial española de Zippy ha ido reduciendo sus ventas en sus últimos ejercicios. En 2015, la cadena de moda infantil ingresó 15,08 millones de euros, un 22% menos que en el año anterior. En 2014, la compañía ya disminuyó un 7,5% su cifra de negocio, y en 2013, la caída fue del 11%. La facturación de la sociedad en 2012 se situó en 23,47 millones de euros.

 

 

Tras abrir su primer establecimiento en el centro comercial Isla Azul de Madrid, Zippy llevó a cabo una fuerte expansión en el país, que frenó durante 2012 y 2013. A lo largo de 2015, la cadena abrió en España tres nuevas tiendas, pero cerró catorce con el propósito de sanear la cadena y continuar con su plan estratégico para encauzar la senda de crecimiento en el país de manera más consolidada.

 

En 2015, Zippy también apoyó su desarrollo en el país a través de El Corte inglés con la apertura de ocho corners. La empresa concluyó el ejercicio con una red de 24 tiendas y quince corners en El Corte Inglés. A 31 de diciembre de 2015, la sociedad contaba en el mercado español con una plantilla de 322 trabajadores. Este año, la cadena bajó la persiana de su tienda en el número 5 de Ronda de Sant Pere, la única tienda que tenía a pie de calle en el país.

 

La cadena Zippy inició su andadura en 2004 y, en la actualidad, suma más de 110 tiendas en veinte países, después de entrar en Chipre. La enseña es propiedad del grupo Sonae, un hólding luso especializado en el ámbito de la distribución.

 

Tras engrosar su negocio de moda con las adquisiciones de Losan y Salsa, la compañía ha creado la nueva división Sports and Fashion, que incorpora todo su negocio de moda, junto a Mo, Berg Outdoor y Deeply. En el tercer trimestre del ejercicio en curso, esta área de negocio facturó 164 millones de euros, un 51,5% más que en el mismo periodo del año anterior.